Autor: Idoyaga, Juan Manuel (Periodista; Diario 16 (Bilbao)). 
 "No ha habido marcha atrás, porque no ha habido marcha adelante" (E E). 
 PNV y EE aclaran que no están en el Frente por la Paz     
 
 Diario 16.    13/11/1980.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

NACIONAL

«No ha habido marcha atrás, porque no ha habido marcha adelante»(EE)

PNV y EE adaran que no están en el Frente por la Paz

La postura de Euskadiko Ezkerra de manifestar que no ha habido paso atrás en cuanto al Frente por la Paz, porque nunca ha habido marcha adelante, ha desenmascarado al PNV, que tuvo que reconocer que tiene su propio programa contra la violencia y que no pasa por lo que califica de «expectativas frustrantes».

Bilbao:

Juan Manuel IDOYAGA,

Corresponsal

Tras la salida de Euskadiko Ezkerra del llamado Frente por la Paz, la inciativa aparece más inviable, tras las reservas expresadas por el PNV, que ha aclarado a través del miembro del Euskadi Buru Batzar, Paco Pozueta, que «de Frente por la Paz no hay nada. Sólo contactos».

Al igual que lo hiciera la ejecutiva de Euskadiko Ezkerra, también el dirigente nacionalista ha aclarado que las reuniones no implican la existencia del Frente.

Pero el miembro del EBB no ha tenido dificultades en aclarar la posición nacionalista con respecto al Frente, del que ni siquiera les gusta la denominación, porque «crea unas expectativas de resolución del tema violencia que no llevan a nada y son frustrantes».

Programa propio

En definitiva, la salida de Euskadiko Ezkerra del bloque también ha desmarcado al PNV que tiene su propio programa para tratar el tema de la violencia. Programa que, a pesar de la nota oficial del EBB, en la que se tachaban de tendenciosas y falsas las primeras noticias sobre el mismo, existe y ha sido tratado por la ejecutiva nacionalista, tal y como se desprende de las palabras de Pozueta: «El tema ha sido objeto de conversaciones constantes en el EBB y se ha esbozado un programa que se planteará en esas reuniones sobre la violencia.»

Los dos bloques nacionalistas, PNV y Euskadiko Eskerra, basan sus posiciones en que «la paz llegará con el desarrollo de Estatuto, y esto depende dé Madrid». Es este punto el que les condiciona para entrar en el bloque en el que está precisamente el partido del Gobierno central.

EE no acudirá a Vitoria

Pero, aunque existe esta afinidad de intereses entre el PNV y EE, donde surgen las diferencias de apreciación sobre el futuro práctico del Frente por la Paz entre los dos partidos, es en la distinta apreciación sobre las posturas de los demás fuerzas integrantes.

Euskadiko Eskerra acusa al Partido Nacionalista Vasco de no enseñar sus cartas. «Esperábamos que el Gobierno vasco destapase hoy su plan sobre la violencia —señaló ayer Javier Marquiegui, miembro de la ejecutiva de la coalición—, pero no lo ha hecho. Por eso, nosotros ni siquiera acudiremos a la reunión de Vitoria.

Además, las críticas de EE se extienden también al PSOE, al que acusan de promocionar este Frente, porque «desde Euskadi están apoyando una campaña que en Madrid está haciendo Felipe González, con el fin de entrar en un Gobierno de coalición, y como lo tiene difícil, están sacrificando la situación, política de Euskadi, apoyándose en los sectores más reaccionarios».

En esta situación, y a no ser que Madrid acelere el proceso de transferencias, dando un contenido tope al Estatuto, el Frente por la Paz sólo contará con la adhesión incondicional del PSE, UCD y PCE, con el agravante de que Alianza Popular ha quedado descolgada precisamente por decisión de los integrantes, que han preferido, según la acusación de los aliancistas, «marginar a este sector político en el proceso de pacificación de "Euskadi

 

< Volver