Duro análisis del discurso de Suárez. 
 Retrasar las transferencias es anticonstitucional para el PNV     
 
 Diario 16.    26/05/1980.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 13. 

NACIONAL

Duro análisis del discurso de Suárez

Retrasar las transferencias es anticonstitucional para el PNV

El EBB del Partido Nacionalista Vasco considera que cualquier intento de retrasar las transferencias o de acortar las competencias no es sólo antiestatutario, sino anticonstitucional.

El máximo organismo del PNV que exámiró durante el pasado fin de semana el discurso del presidente Suárez, sobre todo en el apartado de las autonomías, criticó duramente el contenido de éste y aseguró en su comunicado final que decir «que las autonomías son el principal riesgo para la democracia es una cortina de humo para ocultar otros problemas».

Bilbao (Corresponsal) — «La presentación de las autonomías como el principal riesgo que amenaza a esta incipiente democracia nos parece una cortina de humo para colocar en un segundo plano aspectos importantes de la crisis actual, o la falta de una política de largo alcance, o un intento de ralentizar el proceso autonómico bajo el pretexto de constituir una amenaza para la democracia», asegura el EBB, máximo organismo ejecutivo del PNV, en su análisis al discurso de Adolfo Suárez durante el debate parlamentario en el Congreso de los Diputados.

El documento hecho público por la ejecutiva nacionalista .dedica la mayor parte de sus páginas a enjuiciar en profundidad el discurso presidencial en el área de la política autonómica. Así lo hace en tres capítulos bajo los títulos de «el concepto de estado de las autonomías», «papel de las leyes de competencias sectorial u horizontal» y «el papel de las comisiones mixtas de transferencias».

El Estado de las autonomías

Sin embargo, el PNV no desiste de realizar «un posterior análisis más extenso sobre los otros dos pilares del mensaje del Gobierno: la energía y el desempleo, y el imperio de la ley».

Con el apoyo constante del texto constitucional el EBB asegura que «el Estado es un Estado de las autonomías y no una entidad abstracta y puramente formal». Así dice que «es un principio general de interpretación del alcance de las competencias estatales, sin olvidar como parece deducirse del discurso del presidente, que sí las comunidades son poderes públicos, son también Estado».

En consecuencia, se asegura que «no hay enfrentamiento entre comunidad autónoma y Estado, sino en la imaginación del Gobierno» y que sólo se trata de «un enfrentamiento entre dos concepciones distintas del Estado».

En cuanto a entendimiento de lo que es autonomía, el • PNV se remite a «aquél que resulta de la Constitución y los Estatutos». Tras exponer en su defensa varios de los artículos de la Constitución y del Estatuto de Guernica dice que «aceptar que la definición de competencias se realiza desde el Estado con exclusividad, implicaría aceptar que las competencias de la comunidad son delegadas o transferidas, es decir, no propias y por tanto sometidas en su alcance a los vaivenes de las mayorías en cada momento».

Asi, considera que «cualquier intento de retardar las transferencias o de acortar las competencias no es sólo antiestatutario sino también anticonstitucional».

Para el PNV la llamada segunda lectura «además de traicionar el espíritu de la Constitución en lo referente a los Estatutos vasco y catalán, vulnera abiertamente el Estatuto vasco al pretender reformar su contenido por vía de una ley orgánica».

La diferencia de criterios sobre la misión que deban jugar las comisiones mixtas de transferencias son sustanciales, entre lo afirmado por el presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, y la concepción defendida por los nacionalistas. El análisis del PNV llega a reconocer que tiene razón el presidente al decir que estas comisiones «carecen de poder para decidir sobre la competencia», pero lo es porque «ejecutan lo ya establecido, porque el Estatuto ha decidido ya sobre la competencia. Su papel es el de la transferencia de servicios que hacen posible esa competencia». En razón de estos y otros argumentos, aderezados por el articulado del propio Estatuto, el EBB del PNV manifiesta que «el papel de las comisiones mixtas de transferencias no es, como parece indicar el discurso del Gobierno, ai establecer y definir y delimitar la competencia y así justificar las leyes horizontales, sino el de ejecutar en lo referente a las transferencias de servicios lo que ya está establecido en el propio Estatuto».

También se pronuncia HB

En la misma línea del PNV, y con una mayor agresividad, Herri Batasuna se ha pronunciado también negativamente con los planteamientos del ministro del Interior, Juan José Rosón, y sobre sus proyectos de actuación futura. Según un comunicado elaborado por Ja mesa nacional de esta coalición se señala que HB «no tolerará las agresiones del poder central contra la nación vasca, pero manifiesta su rechazo no mediante mociones parlamentarias sino a través de grandes manifestaciones populares». Herri Batasuna califica la acuñación de la expresión «apología del terrorismo» como «una incapacidad o una mala voluntad del Gobierno para abordar un programa rupturista».

Finalmente insiste en su tesis de que sin ruptura no es posible superar el franquismo, y recuerda que esa fue una de las razones, además de poreque negaba derechos nacionales y sociales, por las que rechazó la Constitución y posteriormente el Estatuto.

 

< Volver