En busca de mayores fondos para la organización. 
 ETA militar exige su impuesto a profesionales de la medicina     
 
 Diario 16.    02/04/1980.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Diario! 6/2 abril-80

NACIONAL

En busca de mayores fondos para la organización

ETA militar exige su impuesto a profesionales de la medicina

ETA militar ha dado un nuevo paso en sus ataques económicos al dirigirse a varios médicos vascos y exigirles el pago del denominado impuesto revolucionario.

Dejan así los empresarios de ser las únicas víctimas del chantaje dinero o muerte y

pasan a engrosar las filas, o al menos eso es lo que pretende la organización terrorista, los profesionales de clase media.

Medios políticos vascos interpretaron este hecho como una prueba de que ETA {m) necesita cada vez más dinero

Bilbao (Corresponsal) — La junta directiva del Colegio Oficial de Médicos de Vizcaya denunció ayer públicamente que varios de sus colegiados habían sido instados por ETA (m) a pagar el impuesto revolucionario.

Especificaba la nota que se había requerido una cierta cantidad de millones bajo la amenaza de ser ejecutados si se niegan a hacerlo y que no era la primera vez que esto ocurría. Algunos de estos médicos han solicitado consejos al presidente del Colegio, doctor Ayagoni, padre de un exiliado, sobre la mejor conducta a seguir.

La junta directiva del Colegio de Médicos ha decidido aconsejar que no se paguen las cantidades exigidas, «porque como ciudadanos y profesionales estamos en la obligación de contribuir al desarrollo político civilizado en Euskadi desde un plano de libertad, -sin amenazas macabras, atentados ni matanzas, sea cual sea su origen y la forma en que se. produzcan». El comunicado hacía un llamamiento a que «cada uno asuma la responsabilidad según su conciencia, de la misma manera que la asumimos nosotros con esta nueva declaración». Al mismo tiempo, los médicos vizcaínos, a través de su Colegio, manifestaron que «todo ello repugna a nuestra propia" condición humana y a la dignidad y buen nombre .de este pueblo vasco, que no puede aceptar ni resignarse a tal situación de barbarie». En la tarde de ayer fue prácticamente imposible conseguir más detalles sobre el tema en los círculos médicos bilbaínos. El presidente del Colegio, doctor Ayagoni, se encontraba ausente de su consulta, y el resto de los miembros de la clase médica consultados por nuestra redacción prefirieron remitirse a sus organismos oficiales representativos. Pudo saberse, sin embargo, que las cartas exigiendo el impuesto revolucionario no han sido remitidas de forma, indiscriminada y que, en general, lo habían sido a médicos significados por su ideología más derechista.

 

< Volver