Autor: Losada Espinosa, Luis. 
   "España vendrá al Mercado Común porque esa es su intención y esta es nuestra voluntad", dijo el Conde De la Noë  :   
 Mr. Ronald Woring elogia la política portuguesa en Angola y Mozambique durante una sesión del C. E. D. I.. 
 ABC.    24/06/1962.  Página: 89-90. Páginas: 2. Párrafos: 20. 

ABC. DOMINGO 24 DE JUNIO DE 1962. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 89

Mr. Ronald Woring elogia la política portuguesa en Angola y Mozambique durante una sesión del C. E.

D. I.

El Escorial 23. (Crónica telefónica de nuestro redactor, enviado especial.) Sentí _ perder de-´vista aquella

señora que animaba el jolgorio de un festín de boda en el hotel. Fuerte, potente, colorada como las. fresas

que empiezan a madurar, había conseguido atrapar toda su silueta, absolutamente toda, dentro de un traje

azul celeste, lo cual no le impedía levantarse, de siete en siete minutos y echar en su vaso dos dedos de

vino- blanco y ocho de gaseosa y gritar "¡Vivan los novios!". "¡Viva!", contestaban todos entre aplausos.

Pero eran las. cuatro y media y la sesión de-la larde de la XI Reunión del C,. E. D. I. iba a comenzar.

No tuve más remedio qué cambiar el comedor del hotel por el apacible claustro —que es el adjetivo de

los claustros—de la Real Universidad de María Cristina. Los gritos de la, señora, por el piar de los go-

rriones y el silencio de los peces en la fuente. Los vivas y risas, por las sesudas palabras de los

congresistas que aceleran el ritmo del entusiasmo y el interés de hora en hora. Y en ello parecen dar

ejemplo los señores que se turnan en la presidencia de las sesiones, como el conde Franjáis de la Noe, un

francés campechano, vivas, fino, que esta tarde, continuando la discusión de un tema esbozado por la

mañana, expuso la pastura de su país con respecto al Mercado Común y otros problemas europeos, y con

voz firme, dijo: "España vendrá a nosotros porque ésa es su intención y ésta es nuestra voluntad." Este

criterio, expuesto, también ayer en brillantes palabras por el profesor alemán Alfons Dalma, parece co-

mún a casi todos los pensadores extranjeros aquí reunidos, que cuando han tenido ocasión manifestaron

sin ambigüedades semejante punto de vista.

También esta tarde, M. Robert -Henri Dfaniel expuso una documentadísima ponencia sobre "El ritmo y

perspectivas del desarrollo en los países nuevos", abundantísima de datos y que concluyó con unas pre-

visiones próximas—afirmó—a la ciencia-ficción, pues, según el señor Dfaniel, nos dirigimos hacia una

reorganización revolucionaria de la producción, que requerirá uñas nuevas leyes y unas fórmulas nuevas

llenas de audacia. Estas últimas palabras llamaron la atención del presidente, conde de la Noe, que

intervino para decir que hay que tener sumo cuidado con las expresiones, pues los economistas—dijo—

nos asustan, y así no debemos olvidar que el mundo tiene un sentido; hay que mencionar siempre al Cris-

tianismo, porque, cualquiera que sea el porvenir, lo que nos caracteriza es el resbeto a la personalidad

humana y a la personalidad de cada nación.

Luego, estas diferencias se convierten en grandes afinidades gracias a cosas tan normales como beberse

unas copas de vino en la recepción que ha ofrecido el marqués de la Valdavia cuando el sol estaba detrás

de los montes— Luis LOSADA.

LA SESIÓN DE LA MAÑANA San Lorenzo del Escorial 23. La tercera reunión de trabajos del XI

Congreso Internacional del C. E. D. I, se ha celebrado esta mañana, bajo la presidencia del

señor De Roover, delegado belga.

Intervinieron en la reunión, haciendo una ampliación de sus respectivas ponencias, el delegado austríaco

señor Hermann Rippel, miembro del Comité austríaco de Documentación e Información.

El doctor Hermann se refirió a la situación económica y social del mundo y a las perspectivas que ello

supone para Occidente.

Dijo que era lamentable, pero un hecho cierto, que no debía caer en el olvido, la realidad mundial de que

los países del Globo, más que divididos entre pobres y ricos, lo están por sus formas de Gobierno, su

espíritu y su situación militar. Hizo notar a este respecto que la tercera parte sola-mente de los países del

mundo están industrializados, y con 770 millones de hombres del Oeste y 300 millones en el Este, repar-

tidos en veinte países. Otros ochenta países están en la fase de desarrollo.

En cuanto a la forma de Gobierno, .el mundo está dividido en países democráticos, países capaces de ser

gobernados por el momento en forma democrática, y países totalitarios.

En lo que concierne al espíritu de los pueblos, el mundo se divide también en tres zonas principales:

países impermeables a toda, influencia o endurecidos, países conservadores y países que buscan nuevas

formas de Gobierno.

El doctor Max Thurn, consejero del Ministerio austríaco de Hacienda, disertó a continuación sobre el

tema "Occidente: pueblos ricos y pueblos pobres".

A juicio del señor Thurn, el colonialismo, totalmente suprimido ya y sin que sea

«ESPAÑA VENDRA AL MERCADO COMÚN PORQUE ESA ES SU INTEICION Y ESTA ES

NUESTRA VOLUNTAD», DIJO EL CONDE DE LA NOÉ

A B C. DOMINGO 24 DE JUNIO DE 1962. EDICIÓN DE ,LA MAÑANA. PAG. 90

posible su renacimiento, está siendo sustituido por otra forma de relaciones entre los pueblos antes

coloniales y su metrópoli. Se, trata de la ayuda al desarrollo de estos países subdesarrollados, y lo que

interesa en ello es, sobre todo, la influencia espiritual.

El delegado de Dahomey, Maximilian Qunum-Pasay-Berry, dijo que Rusia pretende presentarse ante

los países africanos como su liberador, pero que él ha realizado un viaje por Rusia de tres mil kilómetros

y que invitaría a los jóvenes estudiantes africanos a qué fueran a Rusia para que se convencieran de que

éste es un país racista que mira con gran receló a los negros de África.

EL. PROBLEMA DE LOS PAÍSES SUBDESARROLLADOS

En la sesión de la tarde habló en primer lugar el presidente de la Mesa, conde de la Noé, que, entre otros

temas, trató de la eventual entrada de España en el Mercado Común. Su intervención fue muy breve.

A continuación hizo uso de la palabra, para resumir su extensa ponencia, el señor Robert Henri Faniel,

delegado belga y director de la Comisión en la Comunidad Europea. El tema de su conferencia fue:

"Ritmo y perspectivas de desarrollo en los países nuevos".

Comenzó diciendo que el mundo de los países no desarrollados se encuentra enteramente en evolución y

que, después de haber conseguido la independencia "de jure", busca la independencia de hecho. Cita a

continuación las opiniones de historiadores y economistas sobre este desarrollo de los países atrasados,

entre ellas las de Toynbee, Maulen, Bucharnan y otros sobre los fenómenos que experimentaron en su

desarrollo industrial los actuales países europeos. Estos países se enfrentaron con un auténtico desafío de

la realidad social y pusieron en juego los elementos necesarios para enfrentarse con mayor empleo de la

mano de obra y explotación al máximo de -sus riquezas naturales.

INTERVENCIÓN DEL SEÑOR RUIZ MORALES

Refiriéndose a una pregunta del director general de Relaciones Culturales, señor Ruiz-Morales, el

presidente, conde de la Noé, manifestó que, aunque sólo podía hablar a título oficioso, estaba seguro de

que la política del Gobierno francés respecto del artículo 238 del Tratado de Romanera que en los

convenios de asociación de la Comunidad Económica Europea con terceros países se tuvieran en cuenta

las características propias y las cuestiones previas, de orden político constitucional; éste era el caso de

Suecia, Austria y Suiza, y naturalmente habría de ser también el de España, y Portugal.

El señor Ruiz Morales, al agradecer al conde de la Noé su manifestación, le dijo que también le

contestaba a título oficioso, como Juan Español, pero que estaba seguro´ de interpretar la opinión de los

treinta millones de españoles. "A todos nos interesa el problema de la integración europea de España, que

consideramos el problema más grave de la hora actual, que ocupará a españoles y europeos durante los

próximos quince años, es decir, casi una generación."

Refiriéndose después al informe del señor Faniel, director de la Comisión en la C. E. E., señaló la

objeción- que se ha hecho al nuevo organismo en varios países y especialmente en el mío:, el llamado

Mercado Común Europeo dista aún mucho de ser, como pretende, una "comunidad eco-nómica europea",

y no es sino un sindicato o consorcio de países industriales, que quieren repetir, a veinte años de distancia,

la fórmula de comercio exterior, que hizo tristemente célebre cierto país en la etapa 1041-42: automóviles

contra minerales, "leicas" contra melocotones.

Esto no haría sino perpetuar la separación entre países pobres y países ricos (que es cabalmente el tema de

discusión en esta sesión del CEDÍ). Pero los que somos partidarios fervientes de la nueva Europa que

está naciendo, .contestamos con fuerza: No, la C. E. E. es mucho más que eso, es la noble aspiración de

unión para lograr un mundo mejor, encaminada, como se ha dicho hace poco desde esta tribuna, a la meta

cristiana del respeto a la personalidad de las naciones. La Europa que evocamos hoy desde El Escorial no

es ciertamente una Europa de tenderos.

 

< Volver