Afirman que su gesto no debe quedar aislado. 
 Sindicatos y empresarios suman sus fuerzas en apoyo a Alcorta     
 
 Diario 16.    03/05/1980.  Páginas: 1. Párrafos: 15. 

Diario 16/3-mayo-80

NACIONAL

Afirman que su gesto no debe quedar aislado

Sindicatos y empresarios suman sus fuerzas en apoyo a Alcorta

Bilbao (Corresponsal) — CC OO y UGT se pronunciaron ayer, al igual que la Confederación General de Empresarios de Vizcaya —patronal que preside Luis Olarra— en favor de la postura de Juan Alcorta, el empresario guipuzcoano que publicó una carta en la que se negaba a abonar el impuesto revolucionario exigido por ETA.

Los sindicatos comunistas y socialistas se expresaron, como lo hiciera el Euskadi Buru Batzar, máximo organismo ejecutivo del PNV, en el sentido de que se trata de «un hecho positivo que no debe quedar en un gesto aislado, sino que debe tener el respaldo de toda la sociedad vasca».

Chocaban estas afirmaciones con el repetido grito de la manifestación de San Sebastián del 1 de mayo, diciendo «Alcorta millonario, suelta el talonario».

Una divergencia de opiniones que, en algunas instancias políticas vascas, no se desvincula de las connotaciones personales del presidente de Savi, Koipe y BANKOA.

Las mismas fuentes aseguran que la denuncia pública contra ETA del industrial vasco podría ser una operación montada por el PNV, como un claro intento de ganar la confianza de los sectores financieros y de los inversionistas privados para obtener su apoyo a los planes del nuevo Gobierno vasco.

Según esa tesis, Alcorta habría aceptado el ofrecimiento de ser cabeza de puente a la vista de su curriculum vitae personal: su hermano era suegro de Un militante de ETA, Mikel Gardoki, muerto a tiros por la Policía en 1975, su hijo mayor es militante de Euskadiko Ezkerra y está casado con la hermana del etarra Pertur.

La situación para el PNV se había hecho más difícil aún desde que ETA (p-m), que había anunciado la suspensión del impuesto revolucionario en 1977, envió recientemente una nueva remesa de cartas solicitan do este impuesto.

Las declaraciones de los tres sindicatos mayoritarios vascos respecto a este tema han sido coincidentes. «Este gesto, quizá sea un hito en el futuro del País Vasco de cara a ir aislando la violencia», ha señalado Alberto Pérez miembros de la Comisión Ejecutiva de la UGT de Euskadi, que ha añadido además que «es un acto valiente que necesita ser respaldado por distintos organismos sociales».

Por su parle, José Miguel Cantera, miembro de la ejecutiva de CC OO, señaló que en su opinión esta era una actitud valiente y solidaria y añadió que «la lucha contra este tipo de actos violentos no se puede crear en opiniones individualizadas y necesitan ser apoyadas por las masas».

Mientras tanto un representante de ELA-STV ha señalado que su sindicato no había tratado este tema, entre otras cosas porque se reúne cada lunes.

Finalmente, dentro de las opiniones que están surgiendo en torno a este gesto del industrial guipuzcoano, la Confederación de Empresarios vizcaínos ha señala do que «esta postura no sólo merece el calificativo de valiente, sino también de ejemplar y sobre todo lógica y coherente con la personalidad auténtica que durante siglos ha caracterizado a nuestro noble"pueblo vasco».

«Estamos en condiciones de entrar en una nueva fase que conduzca a caracterizar a nuestro país con una . imagen distinta a la que se nos viene aplicando por la elevada conflictividad», han añadido, al tiempo que destacan que el cuerpo social de Euskadi necesita de los empresarios y de la función que ellos realizan como generadores de bienestar económico y social. En este sentido, han añadido que «aquí y ahora el empresario está siendo obligado a conducirse como un valiente, como un intrépido, como un temerario de su seguridad personal. Entendemos que eso no debe ser condición

que sustraiga de su principal e importante función». Por todo ello la Confederación reclama para el empresario el respeto que su trabajo merece y llama a todos a superar el clima de desaliento que permita «abrir una etapa de recuperación, de confianza, de entendimiento y, consecuentemente, de mejoras sociales por el camino de la paz».

 

< Volver