La izquierda recela de los ministros de Garaicoechea     
 
 Diario 16.    26/04/1980.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 13. 

NACIONAL

DISPARES REACCIONES ANTE EL GABINETE VASCO

La izquierda recela de los ministros de Garaicoechea

La izquierda ha acogido con recelo y desconfianza a los ministros de Garaicoechea, sobre los que los socialistas investigarán la posible incompatibilidad de sus tareas de gobierno con los consejos de administración.

A la derecha, por el contrario, el Gabinete le parece muy bien.

Bilbao (Corresponsal) — Mientras las representantes de UCD y de Alianza .Popular juzgaban positivamente la composición del Gobierno vasco, los líderes de la izquierda acusaron duramente al PNV y a algunos consejeros.

Mario Onaindía llegó a calificar jocosamente al Gobierno de estar hecho «ad mayoren gloriam dei» (para mayor gloria de Dios), a la vista del elevado número de personas relacionadas con la Compañía de Jesús.

En los medios de la oposición no ha sido bien recibido este Gabinete, especialmente en lo que se refiere a las carteras económicas.

Ante las consultas realizadas, , los partidos de la izquierda han vuelto a recordar «la escasa credibilidad democrática de algunos consejeros» y han apuntado los nombres de García

Egocheaga, ex director general de Industrias Siderometalurgicas y Navales; y de Mario Fernández, titular de la Consejería de Trabajo. Precisamente sobre este último nombre, DIARIO 16 ha podido saber que su afiliación al PNV data del último Aberri Eguna; es decir, del 6 de abril. En esa fecha, su solicitud de afiliación todavía estaba en periodo de publicidad en el «batzoki» de Algorta.

Benegas: Son desconocidos

Profesor de Derecho Mercantil en Deusto, ha sido duramente criticado por su actividad académica y por su trayectoria profesional como defensor de las posturas empresariales ´ a través de la Asesoría Check

S. A. que realizó los planes de viabilidad de Babcock Wilcox, JY PSA y Aeronáutica.

El secretario general de. PSE-PSOE, Txiki Benegas, opinó que «desde un punto de vista político se´ trata de un Gobierno de desconocidos, sin peso político, ni trayectorias, ni, incluso," en su militancia nacionalista, sahro la excepción de dos o tres personas».

«Es un Gobierno —añadió— por tanto, de tecnócratas, cuya capacidad técnica juzgaremos los socialistas, no por los títulos o diplomas, sino por las actuaciones al frente de sus responsabilidades en el Gobierno de Euskadi.»

Después de remachar que sí hay que dejar claro que es un Gobierno de derechas, ligado a entidades bancadas y a los jesuítas de Deusto, Benegas aventuró que «tendrá graves problemas para concertar con las centrales sindicales y resolver la gravísima crisis económica de nuestro pueblo».

Finalmente, el secretario general de los socialistas vascos manifestó las «serias dudas» que le ofrecen algunos consejeros por sus vinculaciones a negocios particulares y por su pertenencia a varios consejos de administración, y declaró que >dos socialistas investigaremos en algunos casos la posible incompatibilidad moral del ejercicio de las tareas de Gobierno con los negocios particulares».

Lerchundi: Nacionalista de última hora

El secretario general del Partido Comunista de Euskadi, Roberto Lerchundi, manifestó que «es un Gobierno en el que hay mucho nacionalista de última hora y cuya coherencia reside en su carácter netamente conservador, con una manifiesta vinculación con altos intereses empresariales».

Apuntó también el apoyo de los jesuítas y del mundo de las finanzas a este Gobierno, y auguró que «se va a encontrar con el rechazo de los trabajadores y de los sectores populares y que va a tener una trayectoria difícil y llena de obstáculos».

 

< Volver