Provocados por elementos "abertzales". 
 Incidentes y enfrentamientos en la manifestación del PNV     
 
 ABC.    06/07/1980.  Página: 1,80. Páginas: 2. Párrafos: 25. 

MADRID. DOMINGO 6 DE JULIO

DE 1980 - NUM. 23.159 TREINTA PESETAS

DOMICILIO SOCIAL: SERRANO. 61 - MADRID DEPOSITO LEGAL: M -13 -1958 -112 PAGS.

ABC

SIN SUPLEMENTO COLOR: 25 PESETAS

Provocados por elementos «abertzales»

Incidentes y enfremamientos en la manifestación del PNV

BILBAO (servicio especial).- Con dos manifestaciones antagónicas convocadas a la misma hora —la del PNV en apoyo de las instituciones vascas y la promovida en favor de los trabajadores de Nervacero y «sus métodos de lucha»—, pese a todas las precauciones adoptadas, eran previsibles enfrentamientos y agresiones, de las que, entre otras, han sido víctimas varios fotógrafos de Prensa.

Los «métodos de lucha» de los trabajadores de Nervacero que irrumpieron recientemente en el Parlamento vasco —irrupción que ha generado la manifestación convocada por el PNV— han sido apoyados, al menos sobre el papel, por más de medio centenar de delegaciones de comité de empresa y por la llamada coordinadora de Asociaciones de Vecinos- de Bilbao, amén del Sindicato LAB y otras asociaciones políticas que se mueven en la órbita proverbial del llamado Movimiento Asamblearío. En el Arenal estaban los conocidos Monzón y Letamendía con otros líderes de Herri Batasuna.

Esta segunda manifestación, no autorizada, intentó concentrar sus efectivos en El Arenal bilbaíno, mientras la del PNV, arrancando del Sagrado Corazón, avanzaba, diríamos, en sentido contrario. Hasta los primeros incidentes la manifestación peneuvista discurría pacíficamente y ordenadamente, presidida por ios miembros del Euzkadi Buru Batzar. autoridades de Vizcaya pertenecientes al partido y cargos electo del PNV en las tres provincias.

El embrión de lo que podría ser la futura Policía autónoma —«ertzainas» uniformados— separaba la presidencia de la manifestación del grueso de la militancia.

Pese a la vigilancia policial para evitar enfrentamíentos, parte de los manifestantes en apoyo de Nervacero consiguieron filtrarse en pequeños grupos hacia las inmediaciones de la Diputación de Vizcaya, en cuyos aledaños vinieron a las manos con «ertzainas» del PNV. Total, una rápida marimorena, en la que unos utilizaron barras de hierro, forradas de plástico, porras, y otros, piedras y palos de una obra cercana. En el encuentro hay que contabilizar varios heridos.

Las informadores convienen en que en Bilbao se han dado esta tarde los enfrentamientos más brutales y contundentes de cuantos se recuerdan en manifestaciones callejeras.

La presencia de numerosas mujeres en la manifestación peneuvista contribuyó a enardecer á los manifestantes masculinos que, en efecto, se emplearon «a fondo» contra sus antagonistas.

La diferencia numérica y la intervención de los servicios de orden del PNV se aliaron para restablecer la calma en las inmediaciones de la Diputación de Vizcaya, desde cuyo balcón central habló a los manifestantes en euskera el presidente del Parlamento vasco, Pujana, y en euskera y castellano el presidente del Gobierno vasco, Garaicoechea,

Ambos han insistido en que no cejarán en la defensa de las instituciones vascas, recalcando reiteradamente que para defenderlas y apoyarlas, además de tener la razón, tienen la mayoria.

Se estima que la manifestación del PNV congregó entre 25.000 y 30.000 personas. Los de la otra manifestación, que no llegó a cuajar al ser dispersada por la Policía en sus comienzos en e! mismo Arenal y algunos de cuyos grupos consiguieron filtrarse hasta la zona de la Gran Vía, no llegarían á! millar.

Pese a tos enfrentamíentos, el esfuerzo policial protegiendo el recorrido de la manifestación autorizada e impidiendo la concentración de la no autorizada ha evitado, posiblemente, que Bilbao hubiera sido esta tarde escenario de imprevisibles y mayores violencias.

Los periodistas que ejercían sus funciones en la manifestación han redactado una nota de protesta por las agresiones sufridas por algunos de ellos, solicitando adecuada protección de las autoridades —las autónomas y las de la nación— para poder cumplir- en el futuro adecuadamente su cometido.

La izquierda extremista, que apoyó previamente la manifestación de Nervacero, ha aprovechado el desenlace para acusar al PNV de connivencia con las FOP para «aplastar el movimiento obrero». Los autores de esta interpretación son, poco más o menos, los mismos que acudieron a la sede del Parlamento vasco a alentar a los ocupantes en la larga noche del secuestro parlamentario.

Vítores a ETA y a Garaícoechea

BILBAO. La manifestación de! PNV iba encabezada por,dos pancartas, una en euskera, «Euskal erakunde lagundu dezaiegun», y otra en castellano, «Apoyo a las instituciones vascas».

El recorrido fue variado por la calle Alameda de Urquijo, debido a que grupos de manifestantes en apoyo a Nervacero habían cruzado autobuses y vehículos en la calle Gregorio Balparda, por donde en principio iba a transcurrir. En la plaza de Uribarri, unas cien personas se colocaron frente a las primeras pancartas dando gritos de «Nervacero solidaridad», en favor de ETA y con insultos al PNV, a las que no respondió el servicio de orden.

La manifestación enfiló la Gran Via precedida de este grupo de manifestantes en favor de Nervacero y fue llegando al Palacio de la Diputación.

Las Fuerzas de Orden Público disolvían a grupos de manifestantes que pretendían ir contra fa marcha de apoyo a las instituciones vascas por el extremo opuesto de la Gran Vía.

Ya en la Diputación, el grupo Nervacero comenzó a gritar en favor de ETA, a lo que los ´nacionalistas respondían con otros de apoyo a Garaícoechea y cantando el himno del PNV.

Cuando se anunció la intervención de Pujana y Garaícoechea, los de la manifestación menos numerosa, situados en medio de la del PNV, comenzaron a dar gritos de «Gora ETA» y «Vosotros, fascistas, sois los terroristas». El servicio de orden del PNV comenzó a tratar desalojarlos y tuvieron que emplear los puños y hasta porras de goma.

DISCURSOS.—Intervino, en primer lugar, en euskera, Juan José Pujana, quien afirmó que «este acto de hoy en favor de las instituciones es un paso hacia la libertad», y dijo que hay que tener esperanza en el futuro del pueblo vasco.

A continuación intervino —en euskera y castellano— Carlos Garaicoechea, quien, en primer lugar, agradeció a todos la asistencia. «Os quiero decir que trabajaremos con todas nuestras fuerzas en favor de una patria libre, pero no vamos a dejar que nos amedrenten ni que atenten contra nuestras instituciones.»

EL GOBERNADOR CIVIL FELICITO A LAS FOP

El gobernador civil felicitó a las fuerzas de seguridad de! Estado, una vez finalizada la manifestación, por el comportamiento que han tenido para proteger,´según dijo a Efe, el derecho constjtuicional de expresión y manifestación de un partido político.

Asimismo, lamentó que grupos antidemocráticos hayan tratado de boicotear el ejercicio de este legítimo derecho de manifestación. Alrededor de 100 personas fueron despejadas de los accesos de la Diputación Foral. «Por esta vigilancia no se produjeron enfrentamientos a lo largo del recorrido.»

DENUNCIA DE VEINTIÚN MEDIOS DE INFORMACIÓN

Veintiún medios de comunicación han denunciado, ´ a través de un comunicado, las agresiones y contusiones de que han sido objeto, «por parte de! servicio de orden del PNV», varios profesionales de la Información.

Los firmantes de este comunicado son: «Ere», «El País», «El Correo Español-El Pueblo Vasco», «La Gaceta del Norte», agencia Efe, «Deja», «Diario 16», Radio Bilbao-Cadena " Ser, «Cover Press», «La Calle», «Punto y Hora de Euskalherria», agencia Visnews, «Mundo Obrero Semanal», «El Periódico», agencia Reuter, «Cambio 16», «Kappa», «El Alcázar», Franca Press, «Egín» ,y «Diario Vasco».

DOMINGO 6-7-80

ULTIMA HORA

 

< Volver