Treinta seis detenidos en el Norte. 
 La Policía acosa a los hombres de ETA p-m en el País Vasco     
 
 ABC.    27/06/1980.  Página: 1. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

La Policía acosa a los hombres de ETA p-m en el País Vasco

Treinta y seis detenidos en el Norte

MADRID. Fuerzas de la Policía y de la Guardia Civil acosan sin tregua estos días a los hombres de ETA p-m en el País Vasco y Navarra, en un intento de neutralizar la infraestructura humana de la organización y frenar la campaña terrorista en la costa Mediterránea.

La dura ofensiva policial se está desplegando a través de continuas redadas en medios «abertzales» en pueblos y ciudades de las provincias del Norte. Durante la noche del miércoles y en la mañana de ayer fueron detenidas 36 personas en distintos puntos del País Vasco, «por existir fundadas sospechas de que se encuentran vinculadas a la organización ETA p-m», según informaron ayer fuentes del Ministerio del Interior.

En cuanto a la ofensiva terrorista contra el turismo, en la noche de ayer —a la hora de cerrar esta edición— no existían indicios serios de que por el momento vayan a activarse nuevos artefactos. Sin embargo, en una reunión, informativa mantenida en Madrid con los corresponsales de Prensa extranjera, el ministro del Interior, Juan José Rosón, opinaba que «las bombas de Alicante y Jávea no serán las últimas que estallen en el verano español», aunque subraya que «el riesgo de los turistas, si se salvan posibles molestias, es mínimo».

MÍNIMO RIESGO.—A juicio del ministro —es decir, de los equipos especializados en la lucha contra el terrorismo—, la operación «boicot al turismo» ha sido Improvisada por los polis-milis tratando de recuperar su imagen, bastante deteriorada, después de las últimas capturas policiales que han mermado la «nómina» de la organización, y, sobre todo, tras el fracaso que supuso el intento de secuestro de Gómez Franqueira. Esta nueva ofensiva en las costas tiene, por tanto, una finalidad fundamentalmente propagandística y, por tanto, la organización etarra tratará de no producir víctimas.

La campaña —según Rosón— ha sido preparada en Francia por la plana mayor de ETA p-m no hace mucho tiempo. De acuerdo con la versión del ministro, los explosivos que han sido activados habían sido colocados hace sólo unos días y no hace un año, como habían proclamado los etarras. «Es difícil —dijo— que en las actuales circunstancias puedan colocar nuevas cargas, aunque no puede descartarse totalmente que las hayan dejado ya puestas, antes incluso de su anuncio de chantaje.»

El dispositivo policial sigue funcionando, en cualquier caso, «a tope» a lo largo de las zonas costeras, aunque el clima de «psicosis» parece haber remitido un tanto en las últimas horas.

CAMBIO DE TÁCTICA.—Los perjuicios para.el turismo —de no agravarse la situación con nuevos y más graves acciones— no parece que vayan a ser excesivos. Según fuente la Junta de Andalucía, hasta él momento sólo 120 turistas extranjeros han abandonado España por miedo a las bombas. Otras fuentes relacionadas con la industria turística confirmaron ayer esta impresión, Indicando que, hasta el momento, no se han producido cancelación alguna en los viajes contratados.

Pero no se puede desdeñar la hipótesis de que ETA p-m arrecie en días próximos su acción terrorista. Ayer esta misma organización se atribuía el asesinato del directivo de Michelin, de Vitoria, Luis Hergueta, lo que constituye un alarmante presagio de que en el seno de los polis-milis se está produciendo un cambio de estrategia hacia posturas muchos más duras y sanguinarias.

Como se sabe, desde 1978 en que ETA p-m decidió crear una plataforma política, el grupo había decidido abandonar el asesinato como elemento de su «Jucha armada». De hecho, cuando la explosión de las bombas colocadas en Chamartin y Barajas produjo varias víctimas, ETA p-m se apresuró a divulgar —aunque esto para nada justifique la gravedad de la acción— que las muertes habían sido «inintencionadas» y que se trataba de un «enorme error» dé la organización.

 

< Volver