Autor: Mellado Morales, Juan de Dios. 
 El padre del Rey, en Puerto Banus. 
 "ETA no va a estropearme las vacaciones"     
 
 Diario 16.    07/07/1980.  Páginas: 1. Párrafos: 18. 

«ETA no va a estropearme las vacaciones»

El padre del Rey, en Puerto Banús

Don Juan de Bortón, conde de Barcelona, comentó, poco antes de entrar el sábado en Puerto Banús, que «ETA no va a estromearme las vacaciones», según supo DIARIO 16 de fuentes de su séquito. Más tarde, en declaraciones exclusivas a nuestro corresponsal en Málaga, el padre del Rey consideró que su entrada al puerto amenazado de bomba por ETA no es una heroicidad, sino el gesto normal de un ciudadano que piensa que puede confiar en los servicios de seguridad.

Málaga (JUAN DE DIOS MELLADO) - «No he hecho ningún acto de heroicidad al venir al Puerto José Banús y pasar unos días entre vosotros», dijo en exclusiva a DIARIO 16 don Juan de Borbón, momentos antes de iniciar un largo paseo por las instalaciones del puerto, el domingo a media mañana.

El conde de Barcelona había llegado a las once y media de la noche del sábado, a bordo del yate «Giralda», que quedó atracado en el muelle número uno, después de una difícil travesía que le hizo retrasarse seis horas ante el fuerte viento de poniente que hacía.

En aquellas momentos, todavía pesaba sobre el puerto Banús la amenaza de ETA (p-m), de explosión de 8,4OO kilogramos de goma-2 que, según los etarras, no habían explosionado por haber fallado los dos mecanismos.

Recorrido ritual

El puerto, a la hora de la llegada del yate «Giralda», ofrecía un reconfortante aspecto, después de dos días de enorme tensión, y las terrazas de bares y restaurantes tenían bastantes turistas, algunos de los cuales aplaudieron largamente a don Juan de Borbón.

«Llevo muchos años viniendo a la Costa del Sol; no veo motivo alguno para no hacerlo este año.»

«Para mí es algo fundamental y casi ya un ritual el hacer todos los veranos el recorrido Palma-Marbella-Estoril», añadió el conde de Barcelona, quien, el sábado por la tarde, cuando estaba el yate a la altura del cabo de Calaburras, a unas diez millas del puerto, fue informado mediante telefonía de las amenazas de ETA (p-m).

Según una de las personas más allegadas al conde, éste dijo que «ETA no le iba a estropear sus vacaciones ni su habitual recorrido», y ordenó poner proa a Puerto José Banús, sin entrar en ningún otro de la zona, pese a tener dispuesto un punto de atraque en el Puerto Deportivo de Marbella.

Esta decisión personal, la contó a DIARIO 16 don Juan de Borbón, afirmando que él había sido informado detenidamente de todas las medidas de seguridad que se habían tomado, y que tenía plena confianza en las mismas y en el esfuerzo y entrega de las Fuerzas de Seguridad.

El Rey fue informado

Fue el propio gobernador civil de Málaga, José Estevez Méndez, quien informó a la Casa Real del Rey Don Juan Carlos el sábado por la mañana, y posteriormente por la tarde, acerca de dichas medidas.

Estevez tomó la decisión de autorizar la vuelta de las personas desalojadas el día anterior, al Puerto José Banús, después de haber consultado con el ministro del Interior y el director general de Seguridad, considerando que la última advertencia efectuada por ETA (p-m) a los medios de comunicación vascos de que había 8.400 gramos de goma-2 en el fondo del Puerto, no ofrecía garantía de veracidad.

Durmió en el yate

Nada más llegar a Puerto, el conde de Barcelona decidió quedarse a dormir en el yate, pese a tener preparada una habitación en el hotel Golf de Nueva Andalucía.

El gerente de Banús, Cándido Fernández Ledo, y el director de este hotel, Antonio Ángulo, así como el alcalde de Marbella, Alfonso Cañas, departieron unos momentos con el Conde de Barcelona, comentando ambos que don Juan estaba muy tranquilo, como siempre, y no le había dado mayor importancia a las amenazas de los terroristas. Esta actitud sencilla, sin alardes de ningún tipo, sería la que poco después comentaría don Juan de Borbón con DIARIO 16, diciendo que la Costa del Sol y, en general, el turismo, merecían el apoyo solidario de todos los españoles.

«No debemos asustarnos»

«Yo no sé si mi presencia aquí sirve para algo, pero no me tienen que agradecer nada porque cualquier persona hubiera hecho lo mismo que yo.

Estoy satisfecho y contento de estar una vez más entre ustedes, de colaborar en lo posible. No debemos asustarnos y seguir adelante.»

Don Juan de Borbón, en la mañana del domingo, paseó tranquilamente por el puerto, saludando a personas conocidas, como la duquesa de Alba y su marido, y a los oficiales de la Guardia Civil que mantienen la vigilancia en el puerto.

Poco después almorzaba en un famoso restaurante, y por la tarde se hizo 18 hoyos en el campo de golf de Nueva Andalucía, bajo una temperatura altísima. Por la noche amarla ea tí casino de Torre del Duque, otra dé las zonas dé Puerto Banús que tuviera que ser desalojada anteriormente por la amenaza de una bomba.

Tanto el sábado por la noche como ayer domingo, la Costa del Sol vivió horas de tranquilidad, le» playas estaban bastante llenas, si bise la ocupación hotelera á lo largó de la costa está, en estos primeros días de julio, a un 50 por 100.

NACIONAL

Diario 16/7-julio-80

 

< Volver