Autor: Idoyaga, Juan Manuel (Periodista; Diario 16 (Bilbao)). 
 Anuncia que recurrirá a las FOP. 
 Garaicoechea llama "aves de rapiña" a diputados de Herri Batasuna     
 
 Diario 16.    28/06/1980.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 13. 

Garcricoechea llama «aves de rapiña» a diputados de Herri Batasuna

Anuncia que recurrirá a las FOP

NACIONA1

El presidente del Gobierno autónomo vasco, Carlos Garaicoechea, advirtió ayer en rueda de prensa que recurrirá a las Fuerzas de Seguridad del Estado, mientras no disponga de Policía autónoma, para mantener

el orden público en Euskadi. Calificó de «aves de rapiña» a los parlamentarios de Herri Batasuna, que aprovecharon el encierro de los trabajadores de Nervacero para atacar las instituciones vascas.

Vitoria (J. M. IDOYAGA) -La rápida puesta en marcha de la Junta de Seguridad y la creación inmediata de los primeros contingentes de Policía autónoma son la única fórmula para evitar incidentes como el registrado ayer en el Parlamento vasco con la ocupación de un grupo de trabajadores del Salón de sesiones, según la apreciación de Carlos Garaicoechea.

El lendakari manifestó su esperanza diciendo que «esta experiencia sea, en definitiva, positiva para que se tome conciencia de la situación en que se encuentra el Gobierno sin transferencias en el orden público».

Garaicoechea reunió a los medios informativos, en la tarde de ayer, en el palacio Ajuria Enea, porque «un acto de tal gravedad como el registrado con esta ocupación necesita una explicación profunda».

«Los que piensan que nos quejamos por sistema pueden tomar buena cuenta de lo que sucede en esta situación», añadió, al tiempo que anunciaba que en lo sucesivo, el Gobierno vasco, «al igual que cualquier ciudadano recurre a la Policía para salvar su seguridad personal, apelará, para impedir un acto de este tipo, y en tanto no se cree con la mayor celeridad posible la Policía autónoma, a las Fuerzas de Seguridad existentes».

«Los responsables de las instituciones vascas — puntualizó— no va a caer en la trampa de su indefensión por no recurrir a las Fuerzas de Seguridad existentes, que tienen para algunos y para mi mismo recuerdos amargos del pasado.»

Asume la responsabilidad

En un relato minucioso de los acontecimientos registrados en la tarde del jueves y en la madrugada de ayer, Garaicoechea reconoció que «el consejero del Interior, Luis María Retolaza, con buen criterio pidió la intervención de las FOP».

«El Gobierno lamenta que se produjeran algunas contusiones con motivo de la presentación de los asaltantes por parte de algunos miembros de la Policía Nacional —añadió—, pero asume plenamente la responsabilidad de la decisión adoptada por el consejero del Interior que, ante la evidencia de que se produciría el asalto del Parlamento, recabó la protección del mismo, de forma que se impidiera su ocupación por la fuerza.»

Aunque reconoció que al no estar presente en el acto de intervención de las FOP no podría precisar responsabilidades, mostró su extrañeza de que la intervención policial no se produjera antes de que los asaltantes forzaron la puerta de la Diputación y sí después.

«Es verdad que no estamos encontrando demasiadas facilidades en la coordinación con la Policía y que se echan en falta algunas consultas necesarias entre las autoridades gubernativas y la Consejería de Interior, pero el Gobierno vasco está intentando la coordinación con las actuales Fuerzas de Seguridad en medio de las dificultades de incomprensión y recelo actuales.»

Se extendió después el lendakari en la necesidad de una rápida puesta en marcha de la Junta de Seguridad con autoridad moral sobre las actuales FOP hasta que sean reemplazadas por la Policía autónoma, «pero que nadie crea —advirtió— que esa Junta de Seguridad va a responsabilizarse de acciones que puedan realizar fuerzas que no están bajo control».

Refiriéndose a los grupos extraparlamentarios y a la actitud de los representantes de Herri Batasuna que utilizaron la situación creada . ayer en la Diputación vizcaína y las asambleas "de los trabajadores para atacar a las instituciones vascas, Garaicoechea tuvo palabras muy duras calificándoles de «aves de rapiña».

En torno a este tema anunció que el Gobierno Vasco «condenará y se opondrá con toda la energía y los medios a su alcance, a los que intenten manipular con turbios objetivos partidistas a quienes p«dnn«p problemas reales, y desde luego defenderé por todos los medios legítimos las instituciones democráticas, que nadie va a detener con actuaciones de signo fascista».

Respecto a la situación de la empresa y trabajadores de Nervacero, el lendakari salió al paso de que el Gobierno no había prometido convocar una huelga general en el caso de que fracasaran las gestiones que mantienen hoy en Madrid con altas instancias económicas. «Es absolutamente falso», dijo.

 

< Volver