Martínez de Genique. 
 Ordenación de la problemática agraria  :   
 El cooperativismo resta fuerzas al intermediario. 
 El Alcázar.    07/12/1977.  Página: 11. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Martínez de Genique:

ORDENACIÓN DE LA PROBLEMÁTICA AGRARIA

El cooperativismo resta fuerzas al intermediario

Madrid (Resumen de agencias).—El ministro de Agricultura presidió el lunes los actos de ingreso de la

cooperativa del campo de Miraflores de la Sierra en la Orden Civil del Mérito Agrícola, donde recordó

que ya en su primera intervención pública, habla declarado su intención de incentivar todas las formas de

asociacionismo agrario, tanto en la fase de producción, como en la de industrialización o producción.

Punto de vista en el que insistió al dar a conocer el programa de actuación del departamento para los

primeros meses. En este programa se decía, textualmente: «se favorecerá la creación de asociaciones que

cubran todo el proceso productivo, comprendiendo la adquisición colectiva de los productos necesarios

para el cultivo o la explotación ganadera, el laboreo y la recolección en común, y la selección,

almacenamiento, comercialización e industrialización de sus propios productos».

Señaló el ministro de Agricultura que la gandería no quedaba al margen del movimiento cooperativista, ni

del citado programa. Antes, al contrario, se hacia constar en el punto quinto que se promocionaria la

gandería extensiva en áreas de pastos y montaña, a fin de lograr un mejor aprovechamiento de los

recursos naturales.

Más adelante dijo: «quede claro, que si el propósito inmediato del Gobierno es ordenar toda la

problemática agraria, resulta primordial este fenómeno asociativo de la cooperación». Y añadió que el

Ministerio buscará fórmulas jurídicas y técnicas que, representando el principio de libre adhesión,

solucionen los problemas en este campo.

«El cooperativismo agrario —dijo— posibilidad al agricultor la defensa de sus producciones y deja en el

campo una mayor parte del valor final de las mismas; ese valor que tantas veces se queda entre las manos

de quienes, con menor riesgo, están situados entre productor y consumidor, de forma ventajosa y, a veces,

desleal».

El señor Martínez Genique finalizó afirmando que una representación contrastada de agricultores y

ganaderos capaces de mantener un diálogo continuo con la Administración, convertirá en realidad la

participación de los mismos en la política agraria del país. Y señaló las bases sobre las que debe asentarse

la tranformación de la agricultura española: una suficiente vertebración política del sector; una suficiente

estructura económica: y una adecuada reforma administrativa agraria.

 

< Volver