Autor: Hernández Domínguez, Abel. 
   Contactos en marcha     
 
 Informaciones.    16/05/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

CONTACTOS EN MARCHA

Por Abel HERNÁNDEZ

EL caso vasco preocupa y duele. Es, con mucho, el principal problema, el más enquistado, que tiene por delante la democracia constitucional española. El Gobierno de Madrid quiere agotar todos los cauces civilizados de diálogo para intentar una solución política. De acuerdo con fuentes fidedignas, se está trabajando a todos los niveles. La iniciativa Tarradellas entra en una operación de más altos vuelos. Es normal que estos delicados contactos se envuelvan en la máxima discreción.

La destemplada reacción del Consejo General Vasco al encuentro de Tarradellas y Leizaola en Le Boulou (Francia) es una prueba de que en este caso no se puede negociar a la luz del día. - Sorprende, en cualquier caso, esta salida de tono del Consejo General, incapaz hasta ahora de contribuir a la pacificación de Euskadi y de ofrecer iniciativas positivas. El problema trasciende cualquier juego de prerrogativas. Parece que, definitivamente, Leizaola y Rubial son incompatibles. Lo normal seria que los ((prohombres» vascos hubieran agradecido a Tarradellas, lo mismo que ha hecho Leizaola, que se haya prestado a llevar a cabo este servicio al pueblo vasco.

En medios autorizados hemos oído esta mañana: «El tema E.T.A. no es un caso perdido. Se van a agotar todas las posibilidades». Tengo la impresión de que los contactos indirectos o los contactos directos van a comenzar pronto. La Administración está dispuesta a asumir plenamente sus responsabilidades, precisamente en un gesto meditado de servicio al pueblo vasco, antes de que se llegue a una situación irreversible.

Las elecciones de Asturias y Alicante concitan, entretanto, el interés político. La impresión recogida en diversas fuentes solventes es que el candidato socialista tiene grandes probabilidades de salir elegido senador por Asturias. En cambio, en Alicante, el candidato del Centro —aunque se prevé una lucha muy equilibrada— puede alzarse con el triunfo. Indudablemente, estas elecciones parciales van a ser un ((test».

Su valor, sin embargo, está un tanto desvalorizado porque en las dos provincias hubo predominio de la izquierda marxista en las elecciones del 15 de junio. No son, por tanto, dos provincias representativas. En cualquier caso, no faltan observadores que opinan que Suárez, que tiene un cartel inmejorable en Europa —mucho mejor que aquí—, ha asumido un riesgo innecesario con su presencia personal en la campaña de las dos provincias, sobre todo en Asturias.

 

< Volver