¿Legalizar a ETA ?     
 
 Arriba.    21/03/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

¿LEGALIZAR A ETA?

EN principio hay que confesar cierta sorpresa ante la declaración efectuada por el presidente del Consejo General Vasco, Ramón Rubial, a la revista «Newsweek», de que «podremos legalizar todos los partidos, incluida ETA, que pide un Estado vasco independiente». Es. cierto que, en la misma entrevista, Rubial opina que las ideas separatistas d ETA cuentan con escaso apoyo, cosa por lo demás evidenciada en las urnas, pero creemos que la propuesta de legalizar a ETA exige, por lo menos, algunas matizaciones.

En el orden constitucional resulta confuso el trámite de legalización de una fuerza que propone, como postulado básico de su actividad, la ruptura de España, de la unidad del país y,

por tanto, la ruptura constitucional.

Pero hay más. En el terreno del simple sentido común no es fácil entender que se legalice a una organización que practica, fría y descarnadamente, el terrorismo como método y que, sólo hace unos días, acaba de asesinar a dos trabajadores en Lemaniz y herido gravemente a otros. En ningún país del mundo se da carta legal al terrorismo. Al menos, en ningún país civilizado.

Entendemos que, para hacer

posible su legalización, ETA debería renunciar a dos cosas: a la violencia y al separatismo. Pero es que, entonces, ETA ya no sería ETA.

Con todo respeto hacia el presidente del Consejo General Vasco, tenemos que confesar nuestra incomprensión hacia su idea, según parece expresada en la revista «Newsweek», de legalizar a ETA. No sólo para loe medios informativos, sino también para la casi totalidad de las fuerzas políticas legales, ETA no es un partido, sino una organización terrorista, autora de crímenes injustificables y que está poniendo las peores chinas en el rodamiento de nuestra democracia.

 

< Volver