País Vasco: Violencia y tensión. 
 Bombas incendiarias contra la Audiencia de Vitoria     
 
 Informaciones.    12/07/1978.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Bombas incendiarias contra la Audiencia de Vitoria

VITORIA, 12 (INFORMACIONES).—La capital alavesa no ha quedado esta vez aislada en los disturbios del País Vasco, como generalmente ocurre, sino que también ayer la violencia hizo presencia en sus calles. £1 incidente más grave fue el asalto y posterior incendio de algunas de las dependencias de la Audiencia Provincial.

Dentro de un día muy tenso, los sucesos de anoche en Vitoria han tenido su preparación con una manifestación convocada por la asamblea pro amnistía de Álava, con motivo de la muerte del joven José Ignacio Barandiarán, en San Sebastián. Por la mañana había tenido lugar una manifestación de las centrales y partidos, por los sucesos del sábado en Pamplona.

La segunda manifestación comenzó a las ocho y media de la tarde, engrosándose con cerca de tres mil personas y durando una hora y cuarto.

Sobre las diez menos cuarto, cuando la cabeza de la manifestación decidió darla por terminada, un grupo de unas mil personas se dirigió hacia el Gobierno Civil, intentando realizar una sentada y cortar el tráfico.

Hasta entonces no había hecho acto de presencia la fuerza pública. Los manifestantes se fueron disolviendo, tras cantar el "Eusko gudariak". Sin embargo, en esos momentos, personas no identificadas por ningún partido en concreto, lanzaron seis botellas incediarias contra la fachada del cuerpo de edificios del Gobierno y la Audiencia. Inmediatamente después intentaron forzar la puerta de entrada de la Audiencia, utilizando como ariete una peana utilizada por la Policía Municipal para dirigir el tráfico. Al no lograr su intento, arrancaron una señal de tráfico, golpeando con ella un ventanal, y tras destrozar la persiana y las contraventanas, penetraron dentro de una habitación, prendiendo fuego con los restos de la persiana y de la ventana. Una unidad móvil de la Policía hizo acto de presencia, y, tras un duro enfrentamiento, tomaron posiciones y disolvieron a los manifestantes. El fuego fue extinguido.

 

< Volver