Autor: Berrobi, Patxi. 
 Tras el rechaza de la enmienda foral del PNV. 
 Frustración en las filas nacionalistas  :   
 Su atención la vuelven ahora hacia el futuro Estatuto. 
 ABC.    01/10/1978.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

TRAS EL RECHAZO DE LA ENMIENDA FORAL DEL P.N.V.

FRUSTRACIÓN EN LAS FILAS NACIONALISTAS

Su atención la vuelven ahora hacia el futuro Estatuto

tas provincias rascas han seguido con natural atención —aunque con diferentes grados de interés— el desarrollo de los debates constitucionales sobre el tema foral. El rechazo de la enmienda del P. N. V. ha originado reacciones muy diversas:

GUIPÚZCOA: Se creía que habría acuerdo

San Sebastián, 6. (De nuestro corresponsal, por teléfono.) De frustración política puede calificarse el estado de las filas nacionalistas tras no haber prosperado la enmienda adicional sobre restitución de derechos forales que el P. N. V. ha defendido en el Senado. Frustración porque «mientras hay vida hay esperanzas» —según nos declaraba horas antes de la votación definitiva uno de los hombres fuertes del P. N.V., Juan José Pujana, vicepresidente del Consejo General Vasco—, y hasta el último Instante tuvieron la certeza • de que podía haberse llegado a un acuerdo.

Los nacionalistas, que esperaban expectantes desde el País Vasco el desenlace de la enmienda adicional, se han tomado, sin embargo, el revés con calma y —aunque sin disimular su disgusto— han vuelto el rostro hacia adelante con la vista puesta en su próximo e Inmediato objetivo político: el Estatuto de autonomía. En este sentido, la batalla librada en las Cortes en torno a los derechos forales, e Incluso lo Que el P.N.V. considera una campaña de opinión desatada por U. C. D. con el apoyo técnico del P. S. O.E., es valorado como beneficioso en ciertos sectores nacionalistas, que opinan que puede contribuir a que el Gobierno haya tomado conciencia del problema y sepa tratarlo en adelante con mayor acierto y precaución.

Sin embargo, otros sectores nacionalistas parece que han Iniciado una campaña para fortalecer la supervivencia del Gobierno Vasco en el exilio, que precisamente mañana, sábado celebra el XLIII aniversario de su fundación, al que consideran «el único reducto capaz de soportar 3a opresión de la bota madrileña». Grupos de nacionalistas, con el consejero nacionalista del Gobierno Vasco, Miguel Isasi, al frente, han salido hoy hacia París, donde el «lendakari» Jesús María de Lelzaola les dirigirá mañana, la palabra para conmemorar la efeméride.

Mientras tanto, el Partido Socialista de Euskadi inicia ya su camparla contra la histórica institución vasca en el exilio, de le que forma parte desde su fundación. Ya hoy comienza a oírse hablar de que medios socialistas consideran que el Gobierno Vasco, una vez aprobada la Constitución, es una entelequia que ya ha, cumplido su misión histórica, que no responde a los resultados de las urnas del pasado 15 de junio y que, por tanto, una vez aprobada la Constitución no tiene razón de ser en la nueva etapa que conduce a negociar el Estatuto de autonomía.

Con la excepción del P.N.V., los votos para el referéndum constitucional parecen estar ya decididos Comunistas y socialistas, al igual que otras fuerzas menores, como los carlistas, e incluso la O. B. T., han anunciado sn «si» sin reservas. E Incluso el dirigente socialista Benegas no se duele en afirmar que serán suficientes ellos solos para conseguir que el País -Vasco dé el «si" a la Constitución. La izquierda «abertzale> (en la que no cabe incluir a los partidos «estatalistas») se ha pronunciado por el rechazo, también rotundo. Y el P.N.V. deberá esperar a la celebración de su Asamblea nacional, aunque el «sí> lo dan por descartado.

Un dirigente nacionalista nos decía hoy que sería un error que el P. N. V. se inclinase por la abstención, ya que en las poblaciones pequeñas podrían darse coacciones hacia quien quisiera acercarse « las ninas lo cual no favorecería a nadie, y ana será, por tanto, mejor decidirse por el rechazo, pues además de ser la postura más coherente, con la frustración política que actualmente padece el P.N.V., favorecería sus intereses a la hora de negociar el Estatuto autonómico.—Patxi BERROBI.

 

< Volver