Azcoitia (Guipúzcoa): dos artefactos hicieron explosión. 
 Dos guardias civiles muertos y otros dos heridos gravemente     
 
 Sol de España.    14/01/1979.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 23. 

Domingo, 14 de enero de 1979

Sol de España

Azcoitia (Guipúzcoa): dos artefactos hicieron explosión

DOS GUARDIAS CIVILES MUERTOS Y OTROS DOS

HERIDOS GRAVEMENTE

AZCOITIA, 13. (Europa Press) - Son dos los atentados que han tenido lugar esta madrugada en la localidad guipuzcoana de Azcoitia, con un balance provisional de dos guardias civiles muertos y otros dos heridos graves, según se informa a Europa Press en fuentes de la Guardia Civil.

El primero de los atentados se registró hacia las tres y cinco de la madrugada, contra un "Land Rover" en el que viajaba una dotación de servicio. En la carretera de Azpeitia a Azcoitia, a la entrada de esta última población, hizo explosión un artefacto que habia sido adosado a un muro próximo a la carretera.

De resultas de la explosión contra el Land Rover, resultó muerto uno de los guardias civiles ocupantes, y herido de gravedad otro de ellos.

Posteriormente, y en la misma zona, cuando se procedía a las investigaciones por el primer atentado, fue hallado un paquete sospechoso, que se procedió a reconocer. Hacia las siete de la madrugada, y por causas que se desconocen, el paquete sospechoso hizo explosión, alcanzando a algunos números de la Guardia Civil y resultando uno de ellos muerto, y otro más herido, de gravedad.

IDENTIDADES

Según se -informa a Europa Press, el guardia civil muerto en la explosión de un artefacto contra el Land Rover, es Francisco Gómez Gómez Jiménez, de 28 años, natural de Almería.

Habia nacido el 23 de julio de 1950, e Ingresado en la Guardia Civil el 1 de septiembre de 1975: Estaba casado y tenia dos hijos.

El agente herido de gravedad en este primer atentado es Juan Muñoz Sánchez, de 27 años, natural de Baeza (Jaén). Habla nacido el 30 de mayo de 1951, e ingresó en la Guardia Civil el 1 de febrero de 1975. Está casado y tiene un hijo.

SEGUNDO ATENTADO

Miguel García Poyo es el

nombre del guardia civil muerto sobre las siete de la mañana en Azcoitia, cuando intentaba desactivar un artefacto explosivo. El señor García Poyo de 29 artos era natural de Zamora, estaba casado y tenia tres hijos.

El guardia civil herido de gravedad, como consecuencia de la explosión es Francisco Mota Calvo, de 29 años, natural de Palencia, casado y con dos hijos.

Los dos atentados, que han costado la vida a dos "miembros de la Benemérita y ha herido de gravedad a otros dos,,se han producido a la altura del kilómetro 55 de la carretera comarcal de Azcoitia.

Los artefactos estaban compuestos entre unos 5 y 10 kilos de goma dos y contenían abundante metralla.

PIERNA AMPUTADA

El guardia civil Francisco Mota Calvo ha sufrido la amputación de la pierna izquierda como consecuencia de las graves heridas producidas por la explosión del artefacto.

El señor Mota Calvo sufre, asimismo heridas muy graves en el pecho, debido a

j tiene una gran cantidad de metralla alojada.

Por otro lado, Juan Muñiz Sánchez, el otro guardia civil herido también de gravedad en Azcoitia, alrededor de las tres de la madrugada, ha sido trasladado de la unidad de cuidados intensivos a la de cirugía.

Fuentes de la residencia de Nuestra Señora de Aránzazu, donde está alojado, han manifestado que, a pesar de la gravedad del herido, se espera una recuperación satisfactoria.

NOTA OFICIAL

La Comandancia de la Guardia Civil de San Sebastián ha facilitado, pasadas las doce del mediodia, una nota oficial sobre los atentados ocurridos esta madrugada en Azcoitia (Guipúzcoa), y que han costado la vida a dos guardias civiles y han herido de gravedad a otros dos.

El texto de la nota es el siguiente:

"Sobre las 3,05 horas del día de hoy, cuando un vehículo de servicio de protección y vigilancia del puesto de Azcoitia de la 522 Comandancia de la Guardia Civil circulaba por el kilómetro 55 de la carretera comarcal 6.317. en el sentido Azpeitia a Azcoitia, sufrió un atentado con carga explosiva, colocada en el margen derecho, según el sentido de su marcha y accionado a distancia con sistema eléctrico conectado a pilas, y conteniendo una carga de 5 a 10 kilos de explosivo y tornillos.

El accionamiento por individuos no identificados produjo la muerte instantánea del guardia segundo Francisco Gómez Gómez Jiménez, natural de Almería, casado y con dos hijos, y heridas graves al guardia segundo Juan Muñiz Sánchez, de Baeza (Jaén).

Con posterioridad a este atentado, sobre las 7,00 horas, y cuando por el equipo de desactivación se trataba de desactivar un artefacto trampa, localizado en las proximidades del primero, el mismo hizo explosión causando la muerte instantánea del guardia segundó Miguel García Poyo, natural de San Martín de Pedroso (Zamora) casado y con tres hijos. Y heridas muy graves, con amputación traumática de la pierna izquierda, al guardia segundo Francisco Mota Calvo, de Frechilla (Patencia), casado y con dos hijos.

Por la forma y medios empleados en los asesinatos, se pueden asegurar que han sido cometidos por la organización terrorista ETA. Los cadáveres fueron trasladados al Hospital Militar de San Sebastián, donde se ha instalado la capilla ardiente y sé celebrarán funerales por su alma, para proceder a continuación al traslado, de los restos mortales a los lugares de nacimiento.

FUNERALES

El funeral por los dos agentes del orden asesinados hoy en Guipúzcoa se oficiará mañana a las once horas en el hospital de San Sebastián, donde ha quedado instalada al mediodía de hoy la capilla ardiente. Seguidamente, tos dos cadáveres serán trasladados a los respectivos lugares de nacimiento de las victimas.

CONSEJERÍA DEL INTERIOR

El "Departamento de derechos humanos de la Consejería de Interior, del Consejo General Vasco, ha calificado los atentados dé hoy contra Fuerzas de orden Público y contra el etarra *Peixoto" como "otra explosión de la lógica de la guerra, cuya aceptación por los vascos sería el máximo peligro para nuestro pueblo".

En un comunicado emitido a primeras horas de la tarde, dicho departamento condena los tres crímenes, y llama la atención sobre el factor de descomposición moral y social que introducen.

 

< Volver