Según él, deben abandonar Congreso y Senado. 
 Monzón: Parlamentarios vascos, a la lucha revolucionaria     
 
 Diario 16.    12/06/1978.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 16. 

Diario 16/ 12 -junio-78

Según él, deben abandonar Congreso y Senado

Monzón: Parlamentarios vascos, a la lucha revolucionaria

SAN SEBASTIAN, 12 (D16 y agencias).—Telesforo ´Monzón —ex miembro del gobierno vasco— pidió" ayer, desde el balcón del Ayuntamiento de Tolosa, a los parlamentarios vascos que salgan del Parlamento y vuelvan a Euskadi «para luchar con los abertzales revolucionarios».

Dos manifestantes heridos y diez detenidos se produjeron en los enfrentamientos ocurridos ayer tarde en «Venta Aundí» (Tolosa) entre la Policía y unas dos mil personas. El acto, prohibido por el gobernador civil de Guipúzcoa, era en conmemoración del décimo aniversario de la muerte de Xabier Etxabarrieta, primer militante de ETA muerto en enfrentamiento con las Fuerzas de Orden Público.

El que fue ministro de la Gobernación de Euskadi en la II República tam-bie"n solicitó que se vote contra la Constitución, ya que en ella la única patria que se reconoce es España.

«Pactar de nación a nación»

Monzón indicó que también quería la paz. «Necesitamos la paz —matizó— y la pedimos con todas nuestras fuerzas, pero para que haya paz tenemos que pactar de nación a nación y de pueblo a pueblo independiente.»

Las dos mil personas —en su mayoría jóvenes— congregadas en la plaza de Idiáquez prorrumpieron en gritos de «independencia» y «gora ETA». La Fuerza Pública no hizo acto de presencia en la plaza.

El abrogado donostiarra Miguel ´Castells dijo que la dignidad de Euskadi «exige que desde ya sean retiradas las fuerzas represivas». Sus palabras fueron acogidas con gritos de «independencia» y «viva ETA». El letrado afirmó que la Policía «es una fuerza extranjera de ocupación que nos humilla».

Tras el acto de la plaza de Idiáquez, desde el mismo balcón del Ayuntamiento, se convocó a los presentes para que acudieran a «Venta Aundi», para terminar allí el homenaje al primer militante muerto de ETA.

Cuatro personas —según Efe, y trece, en versión de Euskadi Press— fueron detenidas en aquella zona, donde se registraron numerosos incidentes. El acto fue prohibido por el "gobernador civil, pese a las gestiones realizadas por la gestora municipal de Tolosa.

Incidentes en «Venta Aundí»

«Cuando la gente se retiraba por el monte, en

«Venta Aundi» —informa Euskadi Press—, la Policía disparó contra los manifestantes hiriendo en el pie a Alfonso Abascal, de veinticuatro años. Otro herido por pelota de goma es Juan Gurruchaga, «que sufre contusión frontal de ojo derecho y conmoción cerebral grave.»

Mientras, los congregados cruzaban diversos vehículos y formaban barricadas con troncos en la carretera nacional Madrid-Irún, lo que impidió el normal tráfico por dicha zona.

Fue paralizado también el servicio de la línea férrea de la Renfe, que discurre paralela a la carretera en el citado punto.

Durante los enfrentamientos, la gestora municipal de Tolosa celebró un pleno en la sala capitular del Ayuntamiento, con carácter extraordinario.

Fue dado a conocer un comunicado firmado por los partidos PNV, PSE (PSOE), PCE, EIA, ORT, ESEB, DCV y EKA, en el que se apoyan las acciones que llevó a cabo la citada gestora en relación con los actos programados en el X aniversario de la muerte de Xabier Etxebarrieta.

Etarra amenazado de muerte Carlos Zaba1a, alias «Crispina, aseguró —en una rueda de prensa convocada por las Gestoras Pro Amnistía en San Sebastián—, que fue amenazado de muerte por funcionarios del Cuerpo ´General de Policía do Pamplona si no se prestaba a colaborar denunciando a antiguos compañeros militantes de ETA. Carlos Zabala, detenido en dos ocasiones durante 1975, estuvo acusado de formar parte de comandos de ETA.

Zabala volvió a España el 18 de enero de 1978, acogido a la ley de Amnistía. Comenzó a trabajar en una fábrica. El pasado 2 de junio —dijo— fue abordado dos personas que le ofrecieron dinero por colaborar con elíos y le acusaron de haberles traicionado en tina ocasión anterior.

Según Zabala, deseaban que les facilitase direcciones exactas de algunos refugiados políticos en Francia. También la de un joven fotógrafo del diario «Eguin». Agregó que una de estas personas era funcionario de la desaparecida Brigada Político Social, y que le amenazaron de muerte.

 

< Volver