En una manifestación. 
 Euzkadiko Ezquerra y Herri Batasuna, a golpes     
 
 Ya.    22/07/1979.  Página: 13. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

22-VII-I979

NACIONAL

En una manifestación

EUZKADIKO EZQUERRA Y HERRI BATASUNA, A GOLPES

A las siete de la tarde de ayer unas dos mil personas se congregaron en el bulevar donostiarra secundando la convocatoria, de Euskadiko Esquerra para llevar a cabo una manifestación en favor de la salida de los presos de Soria con motivo de la consecución del estatuto de autonomía y de la incorporación de Navarra a la comunidad autónoma vasca. Una vez Iniciada la manifestación, que tenía carácter pacífico, fue res-

pondida por un grupo compuesto de unos ciento cincuenta jóvenes al grito de "todos a una, Herri Batasuna", según informa nuestro corresponsal.

En más de una ocasión hubo enfrentamientos a golpes entre miembros de la manifestación de EE y los contramanifestantes, que, sin embargo, no tuvieron mayores consecuencias, ya que los militantes de Euskadiko Esquerra intentaron en todo momento que la manifestación siguiera adelante sin problemas. Antes de la manifestación Intervino Mario Onaindía, secretarlo general de EIA, que en un tono emocionado hizo un llamamiento a la unidad popular y a las fuerzas políticas, para que, de la misma forma que se ha conseguido el estatuto, ee logren las reivindicaciones pendientes. Lanzó críticas a las fuerzas que se oponen al texto estatutario y planteó los objetivos a alcanzar por las clases populares y la clase trabajadora.

Intercambio de golpes

Cuando terminaron las intervenciones comenzó la manifestación, que fue objeto de Intentos de obstaculizarla por parte de los jóvenes de Herrl Batasuna. Al paso de los manifestantes, que coreaban consignas como "presos a la calle con el estatuto", etc., los contramanifestantes les llamaban traidores y españolistas. Algunos, los más exaltados, se enfrentaron verbalmente con los manifestantes, entre los que había personas de edad y niños, discusiones que degeneraron en intercambio de golpes. Sin embargo, los organizadores de la manifestación impidieron que los conatos de pelea fueran a más.

Posteriormente, los contramanifestantes siguieron por detrás a toda la manifestación, separados por un doble cordón. de militantes de Euzkadiko Ezquerra que intentó impedir, y lo consiguió, que los enfrentamientos no se repitieran. Mientras tanto, los contramanifestantes se limitaron a corear consignas contrarias a las de la manifestación y a silbar cuando se cantó la Internacional.

Al final, los manifestantes abrieron un pasillo por donde los contramanifestantes hubieron de pasar, al no poder retirarse por los costados, siendo pitados pero sin que se produjeran más que nuevos enfren-tamientos verbales.

 

< Volver