País Vasco. Según Garaicoechea, tras los atentados del domingo. 
 Hablar de reconciliación es hoy un sarcasmo trágico     
 
 Diario 16.    02/08/1979.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 12. 

País Vasco

Según Garaicoechea, tras los atentados del domingo

Hablar de reconciliación es hoy un sarcasmo trágico

MADRID, 2 (D16).-Carlos Garaicoechea, presidente del CGV, puntualizó ayer la difusión en España de una entrevista que le fue realizada por el «New York Times», en el sentido de que sus palabras fueron en torno a la «reconciliación» y no de la «amnistía», «aunque aquellas espectativas se han convertido en un sarcasmo trágico», precisó el lendakari.

La conversación se desarrolló el pasado sábado (antes de los atentados terroristas de ETA p-m en Madrid) y a lo largo de la misma Garaicoechea expresó los mismos criterios que en días anteriores había manifestado en diversos contactos con los informadores.

Garaicoechea añadió que «mi idea significaba un abandono previo de la actividad violenta de ETA. Desgraciadamente desde entonces han pasado cosas terribles y los atentados brutales del pasado fin de semana convierten aquellas expectativas de reconciliación en un sarcasmo trágico».

En relación con este tema de la amnistía, Carlos Garaicoechea se había pronunciado ya en diversas ocasiones anteriores y, concretamente, en una rueda de prensa celebrada la pasada semana en Bayona, en la que declaró que «una vez refrendado popularmente el Estatuto de Guernica, si todas las organizaciones políticas en este tema (la amnistía) dan muestras de que con esta medida se culmina la campaña de reconciliación y se puede acabar con la situación de violencia en Euskadi, entonces cabrá el intentar lograr esta medida, pero siempre ycuando se cumpla la condición citada». En la entrevista para el «New York Times», Garaicoechea señala que se siente como el torero al que le dan palmaditas para animarlo antes de salir al ruedo.

En su información, Markham hace una breve sinopsis de las negociaciones que condujeron a la aprobación del Estatuto vasco, y destaca la participación de Garaicoechea en las conversaciones con el presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, y la díficil tarea que le aguarda en el intento de pacificar la región vasca.

«No tenemos realmente cuadros: partimos prácticamente de cero», dijo Garaicoechea en la entrevista con Markham en su apartamento de Zarauz.

Subrayó que «son muchos los problemas», pero por su parte, destaca, Markham que lo que más preocupa al dirigente del Partido Nacionalista Vasco (PNV) y a otros vascos moderados es el enfrentamiento entre el Gobierno vasco que pronto va a seguir y los jóvenes de ETA que ha luchado desde hace años por un Estado vasco independiente.

«Desgraciadamente es posible», dice Garaicoechea refiriéndose a la pregunta del corresponsal del «New York Times» sobre si podría producirse un enfrentamiento entre el Gobierno vasco y ETA . Textualmente traducido, el pasaje que ha organizado la polémica es el siguiente:

Sólo este año ETA —las iniciales significan Euskadi ta Askatazuna, o Nación Vasca y libertad en idioma vasc´o— ha matado más de 50 personas, muchas de las cuales eran policías nacionales y soldados.

¿Tendrá que volverse pronto el futuro Gobierno vasco contra ETA? El señor Garaicoechea alude a paralelos con Irlanda en el momento de su independencia y con Israel cuando en su infancia se enfrentaba con los militantes armados del ejército revolucionario judío.

«Desafortunadamente, esto es posible», dijo lentamente, «poreste motivo estoy insistiendo en que debemos hacer una oferta de reconciliación, aunque esta idea pueda escandalizar a mucha gente». Se refiere a una amnistía para los asesinos de ETA, siempre que depongan las

armas. «Si ETA no abandona la violencia», dijo, «Tendremos que resolver este problema en nuestra propia casa, entre los vascos.»

En esta ocasión, la alusión a la amnistía fue realizada por el periodista del «New York Times», sin que el lendakari Garaicoechea se refiriera expresamente al tema.

 

< Volver