País Vasco. Le dispararon cuando dirigía el tráfico. 
 Portugalete: Policía municipal asesinado     
 
 Diario 16.    14/08/1979.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Le dispararon cuando dirigía el trafico

Portugalete: Policía municipal asesinado.

BILBAO, 14 (Corresponsal DI6). El policía municipal de Portugalele Manuel Ferreiras Simois, resultó muerto al recibir cuatro disparos -en la cabeza de un encapuchado que descendió de un vehículo en la plaza del Cristo de Portugalete, cuando el agente estaba dirigiendo el tráfico.

El atentado se produjo a la 1,30 de la tarde, cuando el encapuchado descendió de un 1430 de color oscuro y, colocándose frente al agente municipal, que se encontraba haciendo la señal de stop al vehículo, le disparó a bocajarro. Mientras, el encapuchado volvía a subir al vehículo, que si3-dio la vuelta completa, en dirección a Sestao, marchándose rápidamente. El policía municipal, por su parte, dio algunos pasos y cayó mortalmente herido.

Según los testigos del atentado, el vehículo del que descendió el encapuchado procedía de la calle Gregorio Uzquiano, desde el centro urbano de Portugalete, y se había colocado para marchar por la calle Carlos Vil en dirección a Santurce. En su interior los testigos observaron otro encapuchado que estaba al volante y un tercer individuo enmascarado, situado en el asiento trasero.

Aparece el coche

Posteriormente, pasada ya la media tarde, fue descubierto el vehículo desde el que se produjo la agresión abandonado junto al cementerio de Sestao. Se trata de un Seat 1430, de color marrón oscuro y matrícula BI-I859-A, que había sido robado previamente en el garaje Tellaeche, de Portugalete, y fueron hallados en su interior varios casquillos de bala marca Geco, de 9 mm. Parabellum.

El cuerpo malherido de Manuel Ferreiras fue trasladado a la Ciudad Sanitaria de Cruces por una ambulancia, pero el policía municipal falleció antes de alcanzar el centro sanitario. Al parecer, presentaba varios impactos en la cabeza y en el peccho, mortales de necesidad.

Manuel Ferreiras Simois era natural de Untas (Orense), tenía cuarenta y seis años, casado y con ocho hijos. Llevaba diez años en el Cuerpo de la Policía Municipal de Porlugalete y residía en el Grupo de San Juan de Dios de Santurce.

Según impresiones recogidas entre los diversos partidos políticos de la localidad, Manuel Ferreiras estaba muy ligado al ex policía Antonio Lindosa (hombre éste muy antipopular), había sido amenazado en numerosas ocasiones por sus actitudes autoritarias y particularmente en los últimos años del franquismo.

 

< Volver