Autor: Laborde Vallverdú, Enrique. 
 En París y con ausencia de "Le Figaro". 
 Monzón insiste en sus soflamas independentistas  :   
 Contradictoria negación de sus declaraciones a "Le Figaro". 
 ABC.    13/07/1979.  Página: 10. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

EN PARÍS Y CON AUSENCIA DE «LE FÍGARO»

MONZÓN INSISTE EN SUS SOFLAMAS INDEPENDENCIAS

Contradictoria negación de sus declaraciones o «Le Fígaro»

PARÍS, 12. (De nuestro corresponsal.) «Yo no he dicho nunca que estamos en guerra con España», ha declarado el diputado de Herri Batasuna Telesforo Monzón, durante una curiosa conferencia de Prensa a la que, entre otros, no fueron invitados ni los corresponsales de la Prensa española ni el diario «Le Fígaro».

Telesforo Monzón, a quien algunos llaman el «ayatollah» Monzón, está muy enfadado con este periódico, al que, según ha afirmado, no le concedió ninguna entrevista. Es decir, el diálogo entre Thierry Desjardins y «el aristócrata maravillosamente bien educada, que tiene el aire de salir del Jockey Club o de "A la busca del tiempo perdido", es una pura invención, sigo que se pudo haber desmentido a raíz de la publicación de la entrevista, el pasado día 7, y no a estas alturas*. Pero esto le corresponde aclararlo al propio «Le Figaro».

la cuestión es que Telesforo Monzón, «aristócrata encantador», según lo presenta «Le Matin»—y dale con la aristocracia—, juega a la contradicción como otros juegan a los despropósitos. En sus declaraciones a «Le Figaro», afirmó que él pueblo vasco «lleva a cabo una guerra, la misma desde hace ciento cincuenta años, contra unas tropas de ocupación», algo que ahora desmiente. Pero en esta conferencia de Prensa—restringida y cuidadosamente preparada—ha dicho, la mano en el corazón: «Yo afirma solemnemente que si Madrid acepta la autonomía y la autodeterminación, cesará la guerra. De lo contrario, la situación puede ser todavía más grave. Para el País Vasco, para España, para Francia y para Europa.» Como se ve, al lado del aviso de Telesforo Monzón, el banco histórico del alcalde de Móstoles, Andrés Torrejón, se queda en la categoría del anuncio por palabras.

El personaje, que tenía a su lado a otro representante del pueblo, Francisco Letamendía, no se anda por las ramas a la hora de puntualizar sus objetivos, aunque para ello utilice unas metáforas de circunstancias para entrar en materia: «Cuándo las campanas suenan, es al sacristán a quien hay que dirigirse para que dejen de sonar. Y hay que hablarle con toda claridad. La cuestión es simple. Nosotros hemos hecho unas propuestas a Madrid de cinco puntos: «La amnistía para los doscientos prisioneros políticos, la legalización de todos los partidos en el País Vasco, la expulsión gradual de todos los policías franquistas, la autonomía para los cuatro territorios del Euzkadi sur y e1 control de las Fuerzas Armadas en el País Vasco. Pero quiero agregar, con toda franqueza, que nuestro objetivo esencial ce la independencias

En esta conferencia de Prensa, por así decir, Telesforo Monzón, que afirmó no haber dicho nunca que el País Vasco está en guerra con España, se repitió lo que figuraba en la entrevista de «Le Fígaro», o sear «El pueblo vasco, en guerra desde hace ciento cincuenta años, está determinado a luchar hasta el final» y «cuanto más tiempo pase —recalcó el diputado— más endureceremos nuestra posición, como lo han hecho todos los pueblos oprimidos, aunque estamos dispuestos a cooperar para que la paz reine finalmente».

Acerca de Herri Batasuna, se dijo en esta ocasión que «fue creado en abril de 1978, reagrupa al conjunto de los partidos vascos de izquierdas que luchan por la autodeterminación; es decir, el derecho del pueblo vasco a tener entre sus manos un destino perdido hace ciento cincuenta años, así como por el socialismo, que es la vía elegida». Asimismo se dijo que los vascos impugnan la nueva Constitución española, tienen la intención de crear, próximamente, una «Asamblea Popular del País Vasco», con el fin de «reflejar, de modo auténtico, las aspiraciones vascas».

MONZÓN JUSTIFICA LAS BOMBAS ANTITURISTICAS

Telesforo Monzón afirmó también que los atentados llevados a cabo por ETA en los centros turísticos españoles y «particularmente contra objetivos franceses son comprensibles, pues el pueblo vasco, que lucha desde hace mucho tiempo por recuperar su soberanía; está desesperado». «En cuanto a Francia —prosiguió—, la acción que se lleva a cabo contra ella cesará en el momento que Francia proteja a los refugiados vascos y les conceda de nuevo sus documentos de refugiados políticos». Los dos diputados.

Monzón y Letamendía, lamentaron que «se hable mucho del terrorismo vasco y se omita hablar del terror en el que vive todo el pueblo vasco, que sufre una verdadera ocupación militar. En fin, se advirtió que Herri Batasuna no es la rama política de ETA. «ETA —Indicó Monzón— apoya nuestras reivindicaciones, y, naturalmente, cesará en su lucha si obtenemos lo que deseamos.» En cuanto a Letamendía, que según los asistentes a esa conferencia de Prensa minoritaria «emplea un lenguaje más radical» que Monzón, lanzó venablos contra los comunistas y los socialistas españoles, que, según él, «han traicionado la causa del pueblo vasco».

 

< Volver