Por falsas llamadas de ETA. 
 Psicosis colectiva de terror en el santuario de Lourdes     
 
 ABC.    17/07/1979.  Página: 11. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

ABC. MARTES, 17 DE JULIO DE 1979.

POR FALSAS LLAMADAS DE ETA

PSICOSIS COLECTIVA DE TERROR EN EL SANTUARIO DE LOURDES

París, 15. (Efe.) Psicosis colectiva de terror se produjo, durante todo el sábado, en la santa gruta de Lourdes, tras diversas llamadas telefónicas de un supuesto miembro de la ETA, que indicó que el centro de peregrinaciones «iba a volar por los aires».

La primera amenaza se produjo hacia mediodía, cuando un Individuo, que se Identificó como miembro de la ETA, organización terrorista separatista vasca, llamó telefónicamente a un periódico de Tarbes, ciudad cercana a Lourdes, e Indicó que a las dos de la tarde iban a estallar varias bombas, cerca del santuario.

Nada más conocerse el aviso de que las bombas iban a estallar, unos 6.000 peregrinos, que allí se encontraban; fueron evacuados a lugar seguro. Tras un minucioso registro del lugar, se encontraron tres paquetes sospechosos, que se trasladaron a otro lugar, para ser analizados por los artificieros de la Gendarmería.

Los tres paquetes hallados eran del tamaño de cajas de zapatos y fueron descubiertos por el vigilante del templo del Rosarlo. Transportados a un aparcamiento sito al otro lado del río que discurre por Lourdes.

A las 20,00, los responsables de los santuarios de Lourdes recibieron una llamada telefónica en la que se les anunció escuetamente: «Somos de la ETA. La gruta de Massabielle saltará por los aires a las 22,00 GmT.» Igual que en la comunicación anterior, el presunto «etarra» no Indicó a qué rama de la organización pertenecía.

En aquel momento terminaba la tradicional procesión de las antorchas, en la que participaban varios miles de peregrinos, y cuyo final es la basílica subterránea de Lourdes, aneja a la gruta donde se le apareció la Virgen María a Bernardette Soubirous.

Inmediatamente se evacuó, por segunda vez, la gruta y sus proximidades, y los casi 20.000 peregrinos recibieron instrucciones de trasladarse lo más lejos posible del lugar. Un registro de la gruta no dio resultado alguno.

Se han reforzado las fuerzas de Policía en Lourdes, y la vigilancia del lugar es metódica e intensa, desde la tarde de ayer, sábado.

 

< Volver