Ambigüedad del nacionalismo vasco ante el terrorismo  :   
 Garaicoechea implora el cese de la violencia, "Deia" pide amnistía y "Egin" justifica a ETA. 
 ABC.    01/08/1979.  Página: 1,4. Páginas: 2. Párrafos: 12. 

AMABIGÜEDAD DEL NACIONALISMO VASCO ANTE EL TERRORISMO

Garaicoechea implora el cese de la violencia, «Deia» pide amnistía y «Egin» justifica a ETA

Madrid. (De nuestra Redacción,) Mientras continúan en Madrid las falsas amenazas de bombas, destacados portavoces de la opinión pública internacional y el propio Papa Juan Pablo II se han sumado a la condena de los recientes atentados terroristas. Por lo que se refiere a la reacción de las fuerzas políticas, hay que destacar en el ámbito vasco el llamamiento del presidente del Consejo General Vasco, implorando el cese de la violencia, y la ambigüedad del senador Ban-drés, y en el ámbito nacional, la decisión de Alianza Popular de dar comienzo a una concienciación ciudadana en favor del restablecimiento de la pena de muerte para los delitos de terrorismo.

Las falsas amenazas volvieron a afectar ayer a las líneas 1 y 3 del Metro, que de nuevo hubo de paralizar su servicio. Por la mañana, después de que en las Redacciones de dos matutinos se recibieran sendas llamadas reivindicando la colocación de explosivos en nombre de ETA político-militar. A las seis y media de la tarde se recibía una llamada similar en las oficinas de la Compañía, lo que provocó un nuevo desalojo de los usuarios de las líneas mencionadas. Por la misma razón hubieron de ser desalojados los Juzgados de la plaza de Castilla, 61 Ministerio de Obras Públicas, la Delegación de Hacienda y el Servicio de Urgencias de la clínica la Paz. En total se produjeron ayer en Madrid unas sesenta llamadas telefónicas anunciando falsas alarmas de bomba.

Entretanto, estas peripecias volvían a entorpecer la vida ciudadana en la capital, un millar de manifestantes, convocados por las centrales sindicales, se pronunciaban en el aeropuerto de Barajas en contra del terrorismo, concentrándose en el lugar del atentado del domingo. Participaron en la manifestación trabajadores ds la Subsecretaría de Aviación Civil y de todas las compañías, a excepción de Iberia, que, expresamente, había prohibido a sus empleados sumarse a la misma.

Por lo que se refiere a las muestras de condolencia recibidas del extranjero, es preciso mencionar el telegrama recibido por el cardenal arzobispo de Madrid, firmado por el secretario de Estado Vaticano, monseñor Casaroli: «Profundamente apenado por funesta noticia lamentables atentados que han sembrado duelo y dolor en tantos hogares, Santo Padre encomienda misericordia divina alma difuntos y expresa familiares testimonio viva condolencia, mientras deplora de nuevo recurso, métodos, violencia, que nada positivo puede construir en la sociedad. Eleva plegaria por total recuperación heridos, impartiéndoles con afecto junto familias todas que sufren, confortadora bendición apostólica.»

En un plano mucho más estrictamente político, el prestigioso diario «The International Herald Tribune», editado en París, bajo el patronazgo de «The New York Times» y «The Washington Posts, instaba ayer a las democracias occidentales a colaborar con España, con objeto a ayudarla a permanecer en tan restringido club.

Ya en el plano doméstico, destaca el gesto de Carlos Garaicoechea instando a «los vasccs que han elegido el camino de la violencia» a que «por amor de Dios lo abandonen por el bien de nuestro pueblo». Este llamamiento tuvo por escenario el Hogar Navarro de Baracaldo.

Buena parte de la atención de la opinión pública sigue, sin embargo, centrada en la coalición Euzkadiko Ezquerra y en su representante parlamentario Juan María Bandrés. Tras una primera reacción de sorpresa y desconcierto, Bandrés ha mantenido una postura ambigua, caracterizada por el gran énfasis puesto en el hecho de que los activistas de ETA-politico-militar advirtieran de la colocación de explosivos con más de una hora de antelación sobre el momento de su estallido. Este aspecto, sin duda marginal y secundario de la cuestión, es también la columna vertebral de la información sobre el suceso publicada ayer por el rotativo «Egin», cuyas vinculaciones con ETA son de todos conocidas. Al mismo tiempo, «Deia», órgano de expresión del PNV, Insertaba ayer un editorial, en el que insistía en la petición de amnistía para los presos vascos.

Euzkadiko Ezquerra ha hecho público un comunicado, en el que en ningún momento se condenan los atentados, limitándose a «lamentar el resultado de la acción, a1 parecer encaminada a presionar al Gobierno para conseguir el retorno de los presos». El comunicado expresa su solidaridad con e] dolor de las familias de las victimas y afirma Que «la libertad de Euzkadi no podrá conseguirse a costa del dolor de otros pueblos».

En este contexto, la Ejecutiva de Alianza Popular ha propuesto la reforma de la Constitución para hacer extensiva a los «delitos de terrorismo con efecto de muerte» la excepción que el artículo 15 establece dentro del marco abolicionista general para los delitos militares en tiempo de guerra.

MUGICA: «AMO A EUZKADI, PERO TAMBIÉN A ESPAÑA»

Por otra parte, Enrique Múgica Herzog, disputado por Guipúzcoa del PSOE, ha declarado en el transcurso del acto de Inauguración de la casa del pueblo en San Sebastián que «es preciso un Gobierno firme para combatir el paro y conseguir un país seguro».

El señor Múgica ha señalado también, refiriéndose a los últimos atentados: «Repugnan los crímenes de ETA.» «Amo a Euzkadi —añadió—, pero dentro de una España plural a la que también amo.»

En el mismo acto intervino el diputado socialista por Vizcaya y miembro del Consejo General Vasco, Txiki Benegas, quien afirmó: «Nos encontramos con una sociedad vasca que tiene unos rasgos peligrosamente antidemocráticos. No hay sociedad libre, porque hay miedo, y se está cayendo en la intolerancia.

La clase trabajadora de este país tendrá que luchar por enterrar las metralletas.»

 

< Volver