País Vasco. Tras las negociaciones del Gobierno con el CGV. 
 Trasladan a catorce etarras de la prisión de Soria a Euskadi     
 
 Diario 16.    06/08/1979.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 14. 

País Vasco

6-agosto-79/Diario16

Tras los negociaciones del Gobierno con el CGV

Trasladan a catorce etarras de la prisión de Soria a Euskadi

MADRID. 6 (D16).-Catorce presuntos etarras presos en la cárcel de Soria fueron trasladados ayer a tres prisiones del País Vasco, según confirmaron a D16 fuentes informadas.

De los catorce presos, siete llegaron a la cárcel de Basauri (Vizcaya), cinco a Martutene (Guipúzcoa) y dos a Pamplona (Navarra). Los doce primeros están acusados de pertenecer a ETA (p-m), y los que fueron enviados a Pamplona, de pertenecer a la rama militar.

Según los medios políticos vascos que participaron en diversas negociaciones, esta medida viene a confirmar la promesa gubernamental de ir trasladando los presos vascos de Soria a diversas cárceles de Euskadi.

Los presos vizcaínos llegaron a Basauri poco antes de las doce del mediodía de ayer y pasaron a la preceptiva incomunicación, tras el cacheo reglamentario. Esta comunicación acabará a partir de las doce horas de su llegada a la prisión, según aseguraron las autoridades penitenciarias proviciales a los familiares de los presos

Los nombres

La expedición que llegó a Basauri está compuesta por Xabier Vidarte Echegaray, Víctor Carreras Fernández y Eugenio Pérez Bermejo, los tres de Gallarla.

José Ignacio Zárraga y Juan Ignacio Bilbao ´Gana de Asúa y los hermanos Domeka y Pedro Lasarte Iparaguirre, de Ondárroa.

Otro ondarrés, Jon Iñaki Baroja, llegó también a la cárcel de Martutene, junto con otros cuatro jóvenes: los hermanos Txomin y Jon Iricarri García, Antonio Etxezárraga Manzano y Jon Iñaki Aguirre Erazkín.

Los dos etarras de la rama militar, José Juan Arlóla Amelza y José María Lanzueta Singunegui, fueron trasladados a la cárcel de Pamplona (Navarra).

Buena voluntad

Estas medidas se interpretan en círculos políticos • como gestos de buena voluntad por parte del Gobierno, que cumple sus promesas empeñadas en las negociaciones con representantes del Consejo General Vasco.

Tras las medias de presión por parte de los mismos presos (huelgas de hambre), de los grupos abertzales, de las gestoras pre amnistía, etcétera, el Gobierno quiso dar respuesta a la vía política de la negociación como la única válida, según fuentes consultadas por D16.

Las conversaciones del Gobierno con el. Consejo General Vasco tuvieron un primer resultado cuando el 9 de julio: La Policía Nacional banadonó el interior de la cárcel de Soria. Días después se vio en la necesidad de entrar temporalmente de nuevo para acabar con una reyerta provocada entre etarras de ambas ramas, militar y político militar

Traslado a Álava

A finales del mes pasado se anunció a la opinión pública la decisión del Gobierno de trasladar a la totalidad de los presos de Soria al País Vasco, en cuanto estuviese dispuesta la prisión de Nanclares de Oca, en Álava.

Este traslado se efectuará a primeros del año que viene, según el acuerdo al que llegaron el presidente del CGV, Carlos Garaicoechea, y el ministro de Justicia, Iñigo Cavero.

La nueva cárcel se levanta sobre una superficie de 800 metros cuadrados y tendrá capacidad para 500 internos.

Constará de cuatro .módulos independientes, dos de ellos para los preventivos y dos para tos penados. Los presos de ETA estarán separados de los comunes.

En la actualidad, unos ochenta y cinco presuntos etarras se encuentran internados en Soria, de los cualess, aproximadamente unos sesenta pertenecen a ETA (p-m) y unos dieciocho a la rama militar.

 

< Volver