Ametrallamiento contra la Guardia Civil. 
 Un agente de tráfico, herido en Guipúzcoa     
 
 Diario 16.    16/08/1979.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Ametrallamiento contra la Guardia Civil

Un agente de trauco, herido en Guipúzcoa

SAN SEBASTIAN, 16 D16 y agencias).- El guardia civil de tráfico, José Alvares Otero, resultó herido por arma de fuego, en un atentado registrado poco después de las once de la noche del martes, cuando tres guardias del Destacamento de Tráfico fueron tiroteados desde unos arbustos en la carretera nacional 1, en el término municipal de Villafranca de Ordizia.

El herido que fue atendido en la clínica de San Migue!, de Beasaín, tiene lesiones de pronóstico leve, por lo que no quedó ingresado en dicho centro.

Cuando los tres guardias civiles, pertenecientes al Destacamento de Tráfico de la localidad guipuzcoana de Villafranca de Ordizia, circulaban en el kilómetro 422,600 de la nacional I, en dirección Tolosa-Beasaín, fueron ametrallados por unos individuos desde unos arbustos, situados a la izquierda de la calzada.

En el momento en que los guardias recibieron las ráfagas de metralleta, según explicó la Guardia Civil, una vez en el suelo respondieron al fuego, y fueron ayudados por la guardia del cuartel cercano.

Al percatarse los agresores de que se hacía frente a sus disparos, huyeron como consecuencia de los disparos, según las mismas fuentes, dos de las motocicletas en las que viajaban los guardias civiles se incendiaron. «Probablemente alguna de las balas fue :a dar en los depósitos de gasolina y produjeron un fuego inmediato»; concretaron las fuentes informativas.

En el lugar del atentado se han encontrado varios casquillos de bala calibre 9 mm. Parabellum, marca SF.

Trampa mortal

Un artefacto, compuesto por dos kilos de amonal y tres de metralla, fue explosionado ayer mañana por artificieros de la Policía Nacional en Villafranca de Ordizia, precisamente en el lugar donde se produjo el atentado contra tres guardias civiles de tráfico.

El artefacto, según informaron las mismas fuentes, iba destinado a la Guardia Civil que acudiera al lugar para socorrer a las víctimas. Los autores del atentado no pudieron explosionar el artefacto, ya que huyeron cuando los tres guardias civiles repelieron la agresión.

 

< Volver