País Vasco. Garaicoechea no teme a la abstención. 
 Optimismo de los partidos por la participación en el referéndum     
 
 Diario 16.    18/08/1979.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 13. 

6/ nacional

18-agosto-79/Diario16

País Vasco

Garaicoechea no teme a la abstención

Optimismo de los partidos por la participación en el referéndum

BILBAO, 18 (D16).- La práctica totalidad de las formaciones políticas vascas se mostraron optimistas respecto a la participación popular en el referéndum que sobre el Estatuto de autonomía para Euskadi tendrá lugar probablemente el próximo mes de octubre.

El propio Carlos Garaicoechea, presidente del PNV y del CGV, manifestó a D16 que «en principio, no espero que la abstención sea tan grande».

Sin Embargo, en la sede de los partidos y coaliciones políticas que han tomado posición a favor del Estatuto se analizan detenidamente las últimas cifras electorales. En las generales del I de marzo, la abstención en el País Vasco ascendió a más de un 30 por 100, lo que sumado a los votos recogidos por Herri Batasuna y otros partidos que se muestran contrarios al texto de Guernica, podría poner en peligro un voto afirmativo superior al 50 por 100 del censo.

A pesar de todo, los partidos políticos consultados por D16 han coincidido en señalar que sería preciso compulsar las abstenciones técnicas, los «no» de la derecha y las circunstancias que concurran en las fechas del referéndum.

En este sentido se pronunciaron el peneuvista Garaicoechea y Teo Uriarte, de EE, quien consideró que «los intereses de UCD van a imposibilitar el contrarrestar las cotas de abstención».

Faltan votantes

Sí se repitiesen los resultados de las elecciones generales de marzo, lo votos favorables al Estatuto serían ampliamente superiores a los abstencionistas y negativos. Pero, en todo caso, se teme la actitud pasiva de UCD, que puede aumentar considerablemente el número de abstenciones en el referéndum.

Uriarte, de EE, apuntó este problema al ser consultado por D16 y denunció la pasividad del partido gubernamental, que sumó más de 168.000 votos.

Con este cómputo, los votos partidarios del «sí» al Estatuto, según los mismos datos, supondrían el 49,68 por 100 del censo electoral vasco, mientras que los partidos y coaliciones posicio-nados por el «no» apenas alcanzarían el 13 por 100. Pero, en todo caso, faltan votos para superar el 50 por 100 y contrarrestar la capitalización abstencionista previsible entre la izquierda abertzale.

En Euskadiko Ezkerra su dirigente Teo Uriarte -uno de los históricos de ETA-manifestó que «la política de KAS, EMK y LKI es una política oportunista» y consideró que si estaban contra el Estatuto, debieran votar no en el referéndum.

Ocurre, sin embargo, que los votos negativos estarán en manos de la ultraderecha y Falange Independiente, que ha manifestado que el texto estatutario representa «un separatismo social, económico y político» por lo que se posicionan por el «no», ante «un intento de legalizar un sentimiento de insolidaridad con los demás pueblos de España»

Campaña del dos por ciento

En definitiva, la campaña lanzada por el grupo de partidos políticos partidarios del Estatuto, está centrada en la consecución de ese 2 por 100 de votos que faltan para superar el 50 por 100 de sufragios afirmativos.

Un 2 por 100 que podría limarse si la UCD utiliza todos sus argumentos, si se convence a algunos de los abstencionistas de marzo y abril, y si se posiciona afirmativamente la derecha de Unión Foral, todavía no decidida ante el momento político.

Un optimismo, no demasiado desmedido, surge, sin embargo entre los dirigentes políticos, y el propio Ramón Ormazabal, presidente de PC de Euskadi, quien declaró a D16 que seria preciso hacer «un gran esfuerzo por hacer comprender a la población que hay que apoyar el Estatuto, a pesar del cansancio entre la opinión pública». Garaicoechea, más prudente, manifestó que el análisis de los resultados debía ser possterior a la consulta.

 

< Volver