Herri Batasuna considera que el Estatuto "es una burla al pueblo vasco". 
 Monzón: "soberanía para Euzkadi"     
 
 El Alcázar.    21/08/1979.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 23. 

Herri Batasuna considera que el Estatuto «es una burla al pueblo vasco»

MONZÓN: "SOBERANA PARA EUZKADI"

«El Estatuto no sirve —afirma— porque con este texto el pueblo tiene que renunciar al derecho a su independencia»

«Se pretende apresar al pájaro Euzkadi en la jaula de la Constitución española»

«Herri Batasuna, con unanimidad plena, sin ninguna voz discordante, rechaza con todas sus fuerzas el proyecto de "Estatuto de la Moncloa".»

Asi se expresó Telesforo Monzón, diputado de Herri Batasuna, en una rueda de Prensa celebrada este mediodía en Bilbao, para informar sobre la postura de abstención dé la coalición abertzale en el referéndum de ratificación del Estatuto vasco.

En la reunión estuvieron presentes también Francisco Letamendia, «Ortzi», Y Periko Solabarria, diputados de la coalición: el presidente de HASI, Santiago Brouard; el secretario de este partido Txomin Ziloaga; Iñaki Aldekoa, dirigente de ESB y parlamentario foral; José Aizpurua, secretario general de Acción Nacionalista Vasca, y varios miembros de la junta de apoyo a Herri Batasuna.

Los dirigentes de la coalición insistieron en sus intervenciones en mostrar su rechazo al Estatuto, por considerar que no recoge los mínimos necesarios «para la reconstrucción nacional de Euskadi», y acusaron a los partidos que le han prestado su apoyo de obstaculizar el proceso hacia esta reconstrucción.

Monzón, que calificó el Estatuto como «burla al pueblo vasco», explicó que Herri Batasuna propugna la abstención como fórmula prioritaria en el referéndum, aunque valora positivamente cualquier otra fórmula de rechazo, incluido el «no».

«No hay ninguna palabRa —concretó Monzón— que reconozca la soberanía de Euzkadi, columna central del nacionalismo vasco. Se pretende apresar el pájaro Euzkadi en la jaula de la Constitución española. Y la sombra de Espartero sigue presente.»

«Recomiendo a los políticos sinceros —añadió Monzón— que se pongan gafas para que vean que el objetivo del Estatuto está clarísimo: dividir Euzkadi sur; separar las Vascongadas de Navarra, aunque yo aviso desde aquí que sin Navarra no vamos a dar un paso.»

Por su parte, Aizpurua, Aldecoa, Ziloaga y Urrestarazu abundaron en el rechazo de sus partidos, a la vez que aseguraron que «el Estatuto no sirve ni para empezar la reconstrucción nacional de Euzkadi, porque el pueblo tiene que renunciar, con este texto, al derecho a su independencia».

En opinión de los dirigentes de Herri Batasuna, «es éste un Estatuto de derechas y capitalista, y consagra en el parlamento vasco el poder de UCD y del PNV por muchos años».

Iñaki Aldekoa afirmó que «dar el sí al Estatuto supone una orden de caza y captura contra toda la izquierda abertzale y un voto a favor de la represión contra los patriotas vascos».

Txomin Ziloaga dijo en este sentido que «la responsabilidad directa de cualquier atentado contra refugiados vascos o contra personas y bienes de Herri Batasuna corresponderá a los firmantes del Estatuto. Y responsabilizamos en concreto al Gobierno de UCD y a la dirección del PNV».

Francisco Letamendia analizó el articulado del Estatuto y manifestó que había sensibles diferencias con respecto al texto inicial presentado al Gobierno.

«Ortzi» calificó de «afirmación desvergonzada» la de los partidos que señalaron que no había cambios sustanciales en el texto aprobado, y aludió a los artículos que hacían referencia al orden público, justicia, Navarra, conciertos económicos y derechos ferales como los que han sufrido mayores modificaciones.

Manifestó también Letamendia que el Estatuto perjudica los anhelos nacionalistas vascos y que la postura de Herri Batasuna se verá ratificada con el tiempo; entonces —puntualizó— la coalición se verá fortalecida.

A lo largo de la rueda de Prensa se hizo crítica de los partidos que apoyan el Estatuto de Guernica, con acusaciones concretas al PNV, PSOE, y EE, así como a la campaña de ETA político-militar, desarrollada en las zonas turísticas del Mediterráneo y en Madrid.

«Derecho a vivir en Euzkadi norte»

Juan José Echave, que permanecía en huelga de hambre desde hace doce días, ha abandonado la parroquia de Sokoa (Francia), y se encuentra en un lugar desconocido, aunque permanece en la misma postura.

Echave permanecerá en huelga de hambre hasta que se lo permita su situación, ya que en veinte días tendría que recibir asistencia sanitaria, por lo que entonces sería fácilmente encontrado por la Policía.

En una rueda de Prensa celebrada el domingo en la parroquia de Sokoa, Juan José Echave dio a conocer la situación en que se encontraba y la posibilidad de que las autoridades francesas, al cumplirse el plazo de ocho días dado para que abandonara los departamentos fronterizos, podría encontrarle.

Por este motivo, después de finalizar la rueda de Prensa, Juan José Echave desapareció de la parroquia hacia un lugar desconocido, y sus portavoces afirmaron que continúa la huelga de hambre, además de haber abandonado el agua, según dijo durante la conferencia que tuvo con los periodistas.

Por otra parte, 17 personas se encerraron en la iglesia de Hendaya Playa (Francia), en protesta por la situación de los refugiados.

A mediodía de ayer hicieron público un comunicado en el que afirmaban que su encierro es una denuncia de la situación de los vascos en el sur de Francia y exigen el «legítimo derecho de los refugiados vascos a vivir libremente en Euzkadi norte». Personas allegadas a Juan José Echave dijeron a Efe que su situación es preocupante, debido a los doce días en huelga de hambre, pero que puede subsistir sin acudir a ningún hospital hasta dentro de una semana por lo menos.

El «impuesto revolucionario» y Hacienda»

La revista Balance recoge en su último número el rumor de que «varias declaraciones del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas están encima de la mesa del señor ministro (de Hacienda), porque en ellas se han deducido los impuestos reclamados y cobrados por la ETA. Se acompañan como justificantes —añaden- las copias de las cartas recibidas; acreditando una y otra cosa».

También señala Balance que «sea o no verdad todo esto, lo cierto es que muchas personas, junto a los gastos médicos y los gastos por bodas, han añadido el coste de acorazar la puerta».

 

< Volver