Por los incidentes del fin de semana. 
 Sancionados dos etarras de la prisión de Soria     
 
 Diario 16.    22/08/1979.  Páginas: 1. Párrafos: 15. 

Por los incidentes del fin de semana

Sancionados dos etarras de la prisión de Soria

MADRID, 22 (DI6).-Dos internos de la Cárcel de Soria, presuntamente vinculados a ETA (p-m), han sido sancionados por la junta de régimen de la prisión a varios días de aislamiento corno protagonistas de una serie de incidentes el pasado fin de semana.

La Dirección General de Instituciones Penitenciarias hizo público ayer parte del informe que se está elaborando sobre estos incidentes.

Y en el que se relata que hacia las 14,05 horas del día 19, varios internos de la primera y segunda galería, pertenecientes a ETA político-militar, habían terminado de comer en la sala correspondiente. Tres miembros del grupo abandonaron el local, mientras otros trece se negaron a dirigirse a sus celdas, como habitualmente se hace, de acuerdo con el horario de la prisión.

Los dos funcionarios de servicio, sigue el informe, que estaban en la zona invitaron a los trece internos a que abandonaran el comedor, a lo que respondieron con gestos grotescos, haciendo caso omiso de la orden. Avisado el jefe de servicios, tampoco a este le hicieron ningún caso, por lo que fue advertido el administrador de la cárcel, a quien tampoco obedecieron.

Intercambio de insultos

Tras estas gestiones —siempre según las mismas fuentes— fue avisada hacia las 15,00 horas la Policía Nacional. Al presentarse varios policías en el comedor, los trece internos se dirigieron a sus celdas sin que se registrara ningún incidente.

En el recorrido de los internos hacia sus celdas fue cuando se produjo algún momento de tensión. Al pasar los presos junto al centro de vigilancia encontraron al funcionario de servicio, quien les preguntó que nacían allí cuando, de acuerdo con el horario, debían estar en sus celdas. Uno de los internos contestó con un grave insulto, mientras el resto rodeó al funcionario, quien, en grave estado de nerviosismo, dirigió también diversos insultos a los internos.

En el curso de esta escena, el funcionario insultado cogió una pala destinada a la recogida de basura que se encontraba en las inmediaciones y la blandió en el aire. En ese momento, el interno que había dirigido el primer insulto y otro miembro del grupo amenazaron de muerte al funcionario de servicio, y a continuación se retiraron a sus celdas todos los presos.

Una hora después de los incidentes, el jefe de servicios avisó al director accidental, quien ordenó el internamiento en celdas especiales a los dos presos que amenazaron de muerte al funcionario. Una hora después, el jefe de servicios advirtió que uno de los encerrados estaba rompiendo la celda (el lavabo, el water y el radiador). En ese momento, entró un pelotón de la Policía Nacional para cambiar de celda al recluso.

Hacia las ocho de la tarde, y mediante el lanzamiento de colillas, algunos internos lograron incendiar la colchoneta del funcionario que había sido amenazado de muerte, por lo que volvió a entrar de nuevo un grupo de policías nacionales, sin que se rgistraran mayores incidentes.

El día 20 se reunió la junta de régimen para escuchar las alegaciones de los reclusos. Al término de la reunión, la junta acordó sancionar a los reclusos Garay Jaureguizar, con 16 días de aislamiento, por la comisión de una falta muy grave por insultar y amenazar a un funcionario, y por inutilizar material de la prisión, y a San Juan Aguiriano con ocho días de aislamiento por insultar y amenazar al mismo funcionario.

En la tarde de ayer, varios reclusos, todavía no identificados, produjeron diversos daños en la red de conducción de aguas del centro, al taponar algunas alcantarillas del patio.

Los internos mencionados se encuentran ya cumpliendo sus respectivas sanciones.

Mantener el orden

En relación con estos hechos, el director general de Instituciones Penitenciarias, Carlos García Valdés, manifestó que lamenta profundamente este tipo de sucesos «que deterioran la progresiva normalización que se estaba obteniendo las semanas pasadas en la prisión de Soria».

García Valdés añadió que está dispuesto a mantener un principio de ordenada convivencia en el establecimiento, por lo que se tomaron las medidas adecuadas para evitar este tipo de incidentes.

La Inspección de Instituciones Penitenciarias elaborará un amplio informe sobre los hechos, de los que

tuvo puntual noticia el juez de Guardia de Soria.

 

< Volver