La C. E. E. preocupa a todos     
 
 Informaciones.    20/05/1972.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

LA C. E. E. PREOCUPA A TODOS

LA última «tanda» de declaraciones acerca de los problemas que nos plantea nuestra exclusión de la

Comunidad Económica Europea te abrió el señor López Bravo con estas palabras: «España, en efecto,

quiere Ingresar como miembro de pleno derecho en la C. E E Pero no tiene prisa, Europa es ana

comunidad en todos los órdenes, que tan sólo será posible si realmente se acepta la personalidad de cada

país.,, 83 mismo día en que el ministro de Asuntos Exteriores hacía estas declaraciones, don José

Yanguas Messía (ex ministro del Exterior de Alfonso XIII) decía en la Academia de Ciencias Morales

Políticas: No nos entrañe el rótulo de. Comunidad Económica Europea Requiérese, si, para el Ingreso la

preparadión económica y la social como factores simplemente Instrumentales. El factor decisivo si se

quiere entrar es el político (...) Agrade o- no, nos hallamos no frente a una opción, sino frente a una

necesidad ineludible.»

La antología de declaraciones que sobre el mismo tema se han sucedido después puede ser la «igniente:

Señor Cerón (director jeneral de Relaciones Económicas Internacionales): «la adhesión de España « la C.

E. E. es conveniente, pero no «e la puede contemplar únicamente como ana serie de ventajas, sino

también como una «erie de obligaciones que tenemos que asumir.»

Señor Samaraneh: «El problema de España con eí Mercado Común no es político, sino económico.»

Señor Areílza: «Espada no debe quedar marginada ni convertida en un simple suministrador de productos,

sino que ha de participar activamente en este sustancial proceso Pero habría que aclarar que la Europa de

los «diez» no nos necesita ni de un modo apremiante ni de forma vital. No es realista, pues, pensar que

abandonando su trasfondo político, haga una excepción para formas y estructuras qu no sean

homologables con el sustratr común. La tesis de que nos necesitan tanto que ya vendrán es imaginaria y

ajena a la realidad. Ni nos necesitan, ni vendrán (...) Creo que en esencia lo fundamental de la

constitución política de esos países consiste en unos principio5 que, en definitiva, son la soberanía de la

sociedad y la fiscalización parlamentaria de los Gobiernos.»

Marqués de Santa Cruz (ex embajador en Londres) : «La evolución de los tiempos modernos hace cada

día más difícil a los Estados aislarse dentro de sus fronteras e impone ana vida comunitaria en -uás de una

esfera de acción.))

 

< Volver