Autor: Ruiz de Azúa, Victorino. 
 Uno en la estación de Zumárraga y otro en San Sebastián. 
 Dos policías nacionales asesinados en Guipúzcoa     
 
 El País.    31/08/1979.  Página: 11. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Uno en la estación de Zumárraga y otro en San Sebastián

Dos policías nacionales asesinados en Guipúzcoa

VICTORINO RUIZ DE AZUA,

San Sebastián

Dos policías fueron asesinados ayer, uno en la estación de Zumárraga y otro en San Sebastián. El policía nacional José María Pérez Rodríguez fue alcanzado en Zumárraga por los disparos que le hicieron tres desconocidos. Otros seis policías que acompañaban a la víctima resultaron ilesos. Los hechos tuvieron lugar a las nueve menos diez de la mañana.

Doce horas después, en San Sebastián, el policía nacional Aureliano Calvo Valls, de 38 años, fue encontrado muerto de varios disparos dentro del taxi con el que trabajaba en sus horas libres.

En el primero de los atentados, seis policías nacionales y un cabo acababan de descender del tren-tranvía procedente de San Sebastián, de donde habían llegado para hacer el relevo en la comisaría de Zumárraga.

En vez de tomar la carretera hacia comisaría, los siete policías cruzaron la vía férrea para hacer el camino por un atajo. Al llegar a un repecho, abrieron fuego contra el grupo dos personas que se encontraban apostadas en una furgoneta Ebro y detrás de un camión. Testigos presenciales han explicado que

se escucharon varias ráfagas de metralleta, tras lo cual los policías nacionales se arrojaron al suelo, a excepción de José María Pérez Rodríguez, alcanzado por los disparos.

Fuentes policiales confirmaron que los disparos se habían efectuado desde dos ángulos distintos, mientras un tercer miembro del comando cubría a sus compañeros. Los policías nacionales trajaron de

repeler la agresión disparando sus armas reglamentarias, aunque ninguna de las tres personas del comando resultó herida.

Los autores del atentado huyeron en la furgoneta Ebro de color verde, desde la que había disparado uno de ellos. Alrededor de veinticinco impactos pudieron apreciarse en el tren-tranvía que había trasladado a los policías nacionales desde San Sebastián. Más tarde se recogieron casi setenta casquillos de bala, marca FN, del calibre 9 mm Parabellum.

José María Pérez Rodríguez fue alcanzado por seis impactos de bala, que afectaron órganos vitales.

Aunque se le trasladó inmediatamente a la clínica de la fábrica Orbegozo, ingresó cadáver.

El señor Pérez Rodríguez tenía veinticinco años y era natural de Filena, en la provincia de Sevilla.

 

< Volver