País Vasco. Los taxistas de San Sebastián pararon en señal de protesta. 
 Funeral de los policías asesinados en Guipúzcoa     
 
 Diario 16.    01/09/1979.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 15. 

Los taxistas de San Sebastián pararon en señal de protesta

Funeral de los policías asesinados en Guipúzcoa.

SAN SEBASTIAN, 1

(D16).- A las ocho y media de ¡a mañana de ayer se celebró, en la capilla del Hospital Militar de San Sebastián, el funeral de «corpore insepulto» por los dos policías nacionales, José María Pérez Rodríguez y Aurelio Calvo Vals, muertos el día anterior en dos atentados registrados en Zuiriárraga y San Sebastián, respectivamente.

La ceremonia religiosa fue oficiada por el capellán castrense del centro, y a ella, además de familiares de las víctimas, asistieron el gobernador civil de Guipúzcoa, el comandante de Marina y diversas autoridades militares de la provincia, así como compañeros del Cuerpo.

En su homilía, el capellán se refirió a la situación que atraviesa el País Vasco, y señaló que estos atentados «impiden llamar a las cosas por su nombre».

Una vez terminada la ceremonia religiosa, los féretros, cubiertos con la bandera nacional, fueron introducidos en dos furgones.

El cadáver del policía José María Pérez Rodriguez, fue trasladado al aeropuerto de Fuenterrabía, desde donde sería trasladado a Sevilla en un avión del Ministerio del Aire.

LLegada a Sevilla

Por otro lado, el cuerpo del policía asesinado en San Sebastián fue trasladado horas después a su localidad natal de Quintana de Valdelucio, en Burgos.

Las condiciones meteorológicas del aeropuerto de San Sebastián impidieron que el avión militar que trasladaba los restos del policía asesinado el día anterior en Zumárraga. llegara al aeropuerto sevillano de Tablada con un cierto retraso sobré lo previsto.

El cadáver era esperado en el aeropuerto sevillano por los familiares más allegados del policía, así como el gobernador civil de la provincia, Urrutia, y demás autoridades militares.

El féretro fue sacado del aeropuerto a hombros de los policías nacionales, hasta que una vez fuera, se instaló en una ambulancia y cubrió con una bandera española.

La comitiva, acompañada por tres furgones y un autobús de la Policia Nacional con coronas de flores, salió poco antes de las cuatro de la tarde hacia la localidad de San Juan de Alfarache, donde se procederá al entierro.

José María Pérez Rodríguez era soltero, y esperaba próximamente su traslado a Sevilla o sus cercanías, donde se había comprado un piso, pues esperaba contraer matrimonio con una joven vasca.

Pararon los taxis.

Los taxistas de Guipúzcoa acordaron parar desde las doce del mediodía hasta las ocho de la tarde de ayer, en protesta por la muerte en atentado de su compañero, el policía nacional Aureliano Calvo Vals, que ejercía de taxista en las horas libres de servicio.

La decisión de los taxistas, fue tomada después de una reunión celebrada por la mañana en los locales de la AISS de San Sebastián.

A la reunión asistieron asalariados y patronos, así como varios taxistas de la provincia.

Policia herido por un «cóctel Molotov»

Un policía nacional resultó con quemaduras leves, a consecuencia de un «cóctel Molotov» que le fue arrojado durante unos incidentes ocurridos en Rentería.

 

< Volver