Autor: ;Fernández Briceño, Jesús Martín. 
 La situación en el País Vasco (2). 
 El euskera, las ikastolas, los medios de comunicación     
 
 Informaciones.    17/12/1977.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 25. 

LA SITUACIÓN EN EL PAÍS VASCO (2)

EL EUSKERA, LAS IKASTOLAS, LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

Por Ignacio G, IGLESIAS y Jesús FERNANDEZ BRICEÑO

SIN duda, alguna, uno de los puntos que más ha contribuido a fortalecer y unificar la lucha del pueblo vasco en pos de su autonomía ha sido el deseo de poder expresarse en su idioma: el euskera. El euskera, reprimido oficialmente a lo largo de los últimos cuarenta años, va encontrando ahora sus señas de identidad y ha pasado de ser casi una pura entelequia a gozar de una dimensión y arraigo considerables.

En cuanto a su origen, ninguno de los especialistas y estudiosos del tema ha llegado a una conclusión clara. Por el contrario, en lo que sí han coincidido todos es en afirmar que se trata de la lengua más antigua de la que se tienen noticias en el mundo.

Ahora, en plena fase de revitalización del idioma, algo que podría parecer como un problema casi insoslayable, la existencia de ocho dialectos (vizcaíno, guipúzcoano, labortano, altonavarro septentrional, altonavarro meridional, saletino, bajonavarro oriental

y bajonavarro occidental) y veinticinco subdialectos se ha solucionado aplicando unos criterios unificadores que han dado origen al "euskera batúa" (euskera unificado).

NAVARRA Y VITORIA

Las zonas con más incidencia de vascoparlantes o "euskaldunes" se localizan en las provincias de Benapara, Laburdi, Zuberoa (en Francia) y en Guipúzcoa. El número aproximado de vascoparlantes se distribuye del siguiente modo:

Es un dato significativo que, tanto absoluta como relativamente, el número de vascoparlantes de Álava es menor que el de Navarra, por lo que quienes niegan el carácter vasco de navarra asegurando la existencia de la amplia zona no vascoparlante de ésta, mayores motivos tendrían quizá para negar este carácter a Álava.

En cuanto a la localización del vascoparlante en la disyuntiva medio - rural - medio urbano, la creencia en la exclusividad del euskaldun en las zonas rurales hay que desdeñarla en buena medida. Hoy día existe un gran número de vascoparlantes en las zonas urbanas, merced a la creciente corriente migratoria interior del campo a los núcleos industriales.

Desde luego, la preocupación y el esfuerzo de los vascos por potenciar su idioma es patente. La Diputación Foral de Álava, la provincia con menor índice de vascoparlantes, como hemos visto, ha determinado adoptar la cooficialidad del euskera.

En Euskadi Norte la atención por el tema no es menor. Recientemente se ha hecho público, por la asociación I.K.A.S., que preside el alcalde Baigorri M. Hasistchelar, un "proyecto de Estatuto de la lengua vasca". El principio esencial que preside este proyecto es la "no discrimina-

ción" de la lengua. Se pretende que el euskera sea reconocido, en igualdad de condiciones que el francés, en la enseñanza, en la Administración y en los medios de comunicación.

Por su parte, la Academia de la Lengua Vasca, creada en 1918 y no reconocida oficialmente hasta casi sesenta años mas tarde, en 1976, ha editado el "Libro Blanco del Euskera", cuyo primer volumen ya ha aparecido. El conjunto de la obra, tres volúmenes, es un estudio completo sobre la historia, condicionamientos políticos, literatura, antropología, factores político administrativos y Jurídicos legales, perspectivas, etc., del euskera.

LAS IKASTOLAS

De estar prohibidas y perseguidas, las ikastolas —escuelas para la enseñanza y mantenimiento del euskera— han llegado a alcanzar un auge inimaginable hace algunos años. Su proceso de creación y asentamiento ha sido, en la mayoría de loe casos, mérito exclusivo de padres y profesores; éstos sacrificando su interés personal a la existencia de aquéllas y los padres financiándolas. Las subvenciones estatales son escasas, si bien en Navarra es la Diputación quien ha subvencionado la mayoría de las ikastolas allí existentes.

Según Andu Lertxundi —especialista en temas culturales vascos y director durante seis años de una ikastola—, los niños que actualmente asisten a las ikastolas pueden ser de 50.000 a 65.000 en todo el País Vasco. La división pro provincias sería, aproximadamente, ésta:

Guipúzcoa, 25.000 a 30.000.

Vizcaya, 15.000 a 20.000.

Álava, 5.000.

Navarra, 8000 a 10.000.

Además, hay que añadir los 45.000 adultos que, en régimen nocturno asisten a clases de euskera (Gauescolak, escuelas nocturnas).

El número de ikastolas existentes sobrepasa las doscientas, aunque algunas de ellas están sin legalizar, para lo cual es necesario que las ikastolas cuenten con los ocho cursos de E.G.B., requisito que, obviamente, las de nueva creación no cumplen.

Las ikastolas están federadas provincialmente y se espera en breve lograr confederarlas regionalmente. Para supervisar y coordinar el funcionamiento de las ikastolas se ha creado una super estructura que se ha plasmado en dos asociaciones: la de padres de alumnos y la de profesores.

El método de enseñanza varía según el grado de conocimiento del euskera de la mayoría de los alumnos. A los castellanosparlantes se les dedica en su fase de aprendizaje una especial atención. Dentro de este apartado es significativo —en palabras de Lertxundi— el número creciente de hijos de emigrantes que asisten a las ikastolas.

MEDIOS DE COMUNICACIÓN

Algo que es esencial en todos los idiomas y culturas es, por supuesto, la comunicación, y más concretamente los medios que sirven a ésta. Uno de estos medios tan importante como es la televisión apenas ha de ser tenida en cuenta a la hora de analizar y cuantificar su colaboración al resurgir del idioma y la cultura vasca. Tan sólo se emite media hora semanal en euskera y a una hora y día en la que la audiencia es mínima. Tampoco existe ningún diario impreso Integramente en vasco, aunque hay que señalar la reciente aparición de dos, "Deia" y "Egin", que ofrecen una pequeña parte de la información diaria en euskera, igual que hace un semanario navarro, "Punto y Hora", y tal como ocurría con otros dos semanarios guipuzcoanos, "Berriak" y "Garaia", no ha mucho desaparecidos. De las escasas publicaciones periódicas impresas íntegramente en euskera, cinco o seis, la de mayor audiencia es "Zeruko Argia" ("Luz del Cielo"), que cuenta con unos doce mil lectores, siendo las suscripciones su "modus vivendi".

Por lo que a. los libros se refiere, aún cuando no se dispone de estadísticas fiables, el número de ellos impresos en euskera y su venta ha iniciado un despegue espectacular. La temática de más mercado es la historia del País Vasco y los métodos de aprendizaje del euskera. En otras facetas de la cultura, tales como el cine y el teatro, el nivel es bajo y hasta ahora de simple iniciación, al igual que ocurre con la novela, que es escasa y experimental. Sin embargo, en poesía, "el nivel —dice Lertxundi— es parejo al del resto del Estado". Hay nombres, poetas, que cuentan con gran audiencia, tales como Gandiaga, Lete, Mikel Lasa y Arce (autor de la letra de la obra de Luis de Pablos, "Zuresko Oleigkiak", recientemente estrenada en Madrid)

17 de diciembre de 1977

 

< Volver