ETA reivindicó el asesinato del concejal de Irún     
 
 Diario 16.    19/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 14. 

ETA reivindicó el asesinato del concejal de Irún

BILBAO, 19 (D16).—A través de diversas llamadas telefónicas a varios medios informativos bilbaínos, la organización revolucionaria vasca ETA reivindicó ayer la muerte del concejal de la localidad guipuzcoana de Irún, Julio Martínez Ezkerro, ocurrida en la noche del viernes.

El anónimo comunicante leyó en todos los casos un amplio comunicado, en el que se pretende Justificar el hecho diciendo que "el ajusticiamiento del señor Martínez equivale a desvelar la verdadera realidad de un pueblo vasco donde persisten los. mismos elementos integrantes de un sistema de ocupación cuyo objetivo fundamental es mantener a la sociedad vasca bajo el sojuzgamiento de una dictadura militar extranjera".

ETA acusa al concejal muerto de ser "un típico ejemplo de hombre que no

tiene cabida en una Euskadi con aspiraciones de recobrar su personalidad democrática como pueblo soberano".

Los etarras recuerdan en este sentido que Martínez Ezkerro fue miembro de la Vieja Guardia de Franco y le acusa de "instigador y confidente de las fuerzas represivas, a cuyo servicio trabajaba", además de "autor material de diversas irregularidades en la gestión municipal" y destacado por sus actividades antivascas y antipopulares".

Asimismo, el comunicado afirma que "era íntimo amigo y colaborador del sargento de la Policía Municipal José Díaz, recientemente asesinado también por ETA" en la misma calle Larretxipi, donde cayera muerto Julio Martínez Ezkerro. •

La organización armada vasca, que vuelve a insistir en su comunicado que "continuará golpeando", pretende Justificar esta nueva acción "porque entiende que solamente el pueblo vasco es capaz de forjar desde cauces autogestionarios el camino que le marcan las aspiraciones de liberación nacional y social, porque entiende que esto sólo será posible en tanto el pueblo vasco se halle libre de todos aquellos elementos externos que hoy ocupan e interfieren negativamente el normal desarrollo de unas auténticas instituciones populares vascas en el ámbito cultural, laboral, administrativo. Judicial y ejecutivo".

El sábado fue el funeral

A las cuatro de la tarde del sábado tuvo lugar el funeral por el alma del concejal asesinado Julio Martínez en la parroquia de Nuestra Señora del Juncal, de Irún.

Presidía el duelo la viuda de la víctima, Rosario Sánchez, sus dos hijas y los hermanos del finado. Estuvieron presentes también todas las primeras autoridades provinciales, civiles y militares. En la iglesia se incorporó el general Jefe de la V Zona de la Guardia Civil, Atares Peña.

El acto religioso estuvo concelebrado por el párroco de Irún Santiago Balenciaga y un grupo de sacerdotes de la comarca. El párroco recordó en la homilía que hacia pocos días se había celebrado otro acto similar en aquella misma iglesia. Condenó todos los actos de violencia y, en especial, los que atenían contra la vida humana.

Finalizado el funeral y una vez el público en el exterior del templo se gritaron "Fuera los traidores", "La bandera española, en el Ayuntamiento", "Viva la Guardia Civil" y "Traidores al paredón". Por dos veces se cantó el "Cara al Sol".

Amplio despliegue policial

Un amplio despliegue policial impidió que se llevara a cabo el sábado una marcha 8obre la frontera de Irún, convocada por las Comisiones Gestoras pro Amnistía, en apoyo de exilados. A última hora de la tarde, unos 200 Jóvenes protagonizaron algunos incidentes, levantando barricadas.

En medios políticos y populares se consideraba muy poco oportuno el mantenimiento de la convocatoria, * causa de las trágicas Jornadas .que vienen desarrollándose en Irún.

 

< Volver