Autor: Roldán, Adolfo. 
 Esta vez, en las afueras de Gallarta. 
 Nuevo y audaz robo de explosivos en Vizcaya     
 
 Ya.    30/12/1977.  Página: 13. Páginas: 1. Párrafos: 15. 

30-XII-77

NACIONAL

ESTA VEZ, EN LAS AFUERAS DE GALLARTA

NUEVO Y AUDAZ ROBO

DE EXPLOSIVOS EN VIZCAYA

Tres comandos—posiblemente los mismos que sustrajeron el miércoles 900 kilos de "goma-2 ´ en Galdácano—asaltaron otra furgoneta y se apoderaron de más (te 200 kilos de explosivos y de 500 metros de mecha triple impermeable • A partir de ahora, fuerzas de la Guardia ´Civil escoltarán los transportes de este tipo de materiales en la provincia de Vizcaya

BILBAO

( De nuestro corresponsal, Adolfo Roldan.)

Ayer, Vizcaya fue escenario de un nuevo y audaz robo de explosivos. Tres comandos—posiblemente los mismos que sustrajeron el miércoles 900 kilos de goma-2 en Galdácano—asaltaron otra furgoneta, apoderándose de 250 kilos de hidromita calibre 140, 37.5 kilos de goina-2 calibre 20 ,v 500 metros de mecha triple impermeable. Tras esta segunda operación, en algún punto del Pais Vasco los responsables de los dos asaltos tienen escondidos 1.200 kilos de explosivos con un objetivo que se desconoce y que preocupa hondamente a la ´fuerza pública.

EL ASALTO

´ A las once treinta horas de la mañana, la furgoneta Ebro Bl-7789 L, conducida por el guarda jurado José donoso, de cuarenta y cinco años de edad, a quien acompañaba su hijo José Luis, de diecisiete años, salió, como todos los días, del polvorín La Magdalena de Abanto y dérvana, propiedad de ¡a empresa. Unión de Explosivos Río Tinto, Sociedad Anónima, en dirección a la zona minera de Gallaría. En esta .ocasión debían hacér entrega de casi trescientos kilos da explosivos en las minas de Ágruminsa.

A las once cincuenta la furgoneta entró en la avenida Franco, «a las aforras de Gallaría; aIterar" la altura del viejo edificio del ambulatorio, a unos mil quinientos metros del punto de destino, dos coches, un Seat 127 de color amarillo; un Seat 134 de Color blanco y una furgoneta DKW le cortaron el paso de manera similar a lo ocurrido el día anterior en Galdácano.

Dos jóvenes con barba salieron del 137 y apuntaron con sus pistólas al señor Donoso y a su hijo. Le preguntaron al guarda jurado si iba armado; éste respondió negativamente y los asaltantes ni siquiera le registraron; en realidad llevaba la pistola de reglamento en la guantera, pero no tuvo oportunidad en ningún momento de usarla.

LA OPERACIÓN DURO DIEZ MINUTOS

Los dos asaltantes W ordenaron entonces que maniobrara la furgoneta colocando la parte delantera del vehículo dentro del Jardín del ambulatorio. Una vez situado d« esta forma el vehículo se inició la descarga de los casi trescientos kilos de explosivo que Iban embalados en once cajas de veinticinco kilos cada un». La operación quedó terminada en menos de diez minutos.

Sólo dos personas pasaran por el lugar durante la operación, e1 primero de ellos conduciendo un vehículo. Los asaltantes le obligaron a acelerar, sin que pudiera, percibirse de lo que en realidad ocurría. E) segundo, Alfonso Pérez Ruiz, pasó andando por allí. Los asaltantes le dijeron que se marchase por otro lado porque el paso había quedado cortado, "Anta mi extrañeza—ha declarado—me dijeron que siguiera y no contara a nadie lo que había visto; yo me fijé que unos jóvenes, ocho o nueve, estaban descargando una furgoneta; no vi a nadie armado; creí que ge trataba de alguna broma; no le de mayor Importancia al hecho."

Concluida la operación de traslado de los trescientos kilos de explosivos, los asaltantes huyeron con sus vehículos en dirección a Bilbao.

A continuación, el señor Donoso con -su hijo se dirigió, conduciendo la furgoneta, hacia el cuartel de la Guardia Civil de Abanto y Dérvana, presentando la consiguiente denuncia. Inmediatamente se establecieron los consiguientes controles en la zona, sin que hasta el momento hayan dado resultado alguno. ,

TIROTEO EN UN OONTROL

A última hora de la tárDe del miércoles, veintiocho horas antes del atraco a la furgoneta del señor Donoso, fuerzas de la Guardia Civil de Gallaría dieron «1 alto en un control próximo al municipio a un vehículo Seat 127 de color amarillo matrícula Q-0710-G, en el que viajaban dos jóvenes. Los ocupantes del vehículo, en vez de detener la marcha, aceleraron, efectuando la Guardia Civil varios disparos, tres de los cuales alcanzaron la parte trasera del vehículo. Los dos jóvenes abandonaron entonces el vehículo, internándose en el monte, sin que, a pesar de la intensa búsqueda, realizada durante unas seis horas, »e les consiguiera localizar.

El coche había sido sustraído el día 3 en el garaje Gran Vía, de Gijón, según nos informó su propietario, Vicente Martínez García. Se Ignora sí este suceso tiene algo que ver con el robo de los explosivos.

LOS TRANSPORTES DE EXPLOSIVOS IBAN ESCOLTADOS POR LA GUARDIA CIVIL

El general jefe de la quinta zona de la Guardia Civil, señor Atares Peña, con residencia habitual en Logroño, se ha desplazado a Bilbao para investigar personalmente los tíos robo» de explosivos ocurridos en lo» dos últimos dias en Galdácano y Gallarta, respectivamente, localidades separadas por sólo 30 kilómetros. El, general Atares Peña ha entablado contacto con las empresas afectadas, prosiguiéndose las pesquisas. Por su parte, el gobernador civil de Vizcaya ha declarado que a partir de ahora los transportes de explosivos irán escoltados en la provincia por fuerzas de la Guardia Civil.

 

< Volver