Alcalde de París y líder de los gaullistas. 
 Chirac propugna una mayor firmeza de Francia contra ETA     
 
 ABC.    10/01/1981.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Alcalde de París y líder de los gaullistas

Chirac propugna una mayor firmeza de Francia contra ETA

PARÍS. Jacques Chirac, presidente del partido gaullista y alcalde de París, reclamó ayer «mayor firmeza» por parte de Francia para con el terrorismo vasco español y consideró necesario que «mejoren las relaciones hispano-francesas».

En declaración a la Prensa, y a preguntas de Efe, el probable candidato a tas elecciones presidenciales francesas del movimiento heredero del gaullismo pidió al Gobierno francés «más firmeza para todos los terrorismos, incluido el de los extremistas vascos».

Chirac, al que le había sido preguntado su parecer ante la denuncia de la pasividad gala respecto al caso vasco hecha recientemente por el semanario «L´Express», estimó que «el Gobierno español tiene razón en algunas de las demandas que hace al francés sobre el particular». No quiso entrar en más detalles, y se atuvo a estas declaraciones de principio, críticas de la posición actual gala en cuanto al control de actividades de terroristas en su suelo.

Como alcalde de París, Jacques Chirac recibió ayer a representantes de la Prensa extranjera acreditada en la capital de Francia, a quienes elogió la «calidad y conocimiento experto» de sus informaciones, que sopesa en diarios y revistas.

En el tema español se quejó de que «siendo para Francia las relaciones con España "capitales" se hayan deteriorado tanto en los últimos tiempos por cuestiones susceptibles de arreglo, como los problemas agrícolas, la entrada de España en el Mercado Común o el terrorismo vasco».

«Porque me oponía a la entrada de España en la Comunidad en chanto a su incorporación a la agricultura europea y sólo por ello, fui considerado hace dos años en España como antiespañol, intransigente, como un excitado», refirió el número uno del partido Concentración en Pro de la República (RPR). «Ahora resulto moderado con relación a la actitud de mi Gobierno», añadió divertido.

Chirac prosiguió diciendo que, precisamente desde hace dos años, «han dejado aquí que empeoren las relaciones con España en todos los frentes, y ahora son pésimas; bueno, digamos que no son buenas».

Está el dirigente gaullista contra este empeoramiento de relaciones franco-españolas, acelerado desde que el presidente Giscard d´Estaing decidid aminorar la marcha de las negociaciones de adhesión española a la CEE.

«La cuestión agrícola en estas negociaciones no es dramática, sino negociable; es una mera cuestión de intendencia, no de fondo; no debe poner a un país europeo y vecino contra otro», dice ahora Jacques Chirac, ex ministro de Agricultura y ex primer ministro.

 

< Volver