Autor: Angulo, Javier. 
 La izquierda "abertzale" cree que no es el momento adecuado. 
 Silencio del PNV y optimismo en los partidos estatales ante la visita real a Euskadi     
 
 El País.    27/01/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

La izquierda "abertzale" cree que no es el momento adecuado

Silencio del PNV y optimismo en los partidos estatales ante la visita real a Euskadi

JAVIER ÁNGULO, Bilbao

Con optimismo entre los partidos de implantación estatal, silencio prudente en el seno del Gobierno vasco y PNV y algunas críticas desde la izquierda abertzale, se ha recibido en el País Vasco el anuncio del viaje de los Reyes a Euskadi para los primeros días del mes de febrero.

Las primeras reacciones de representantes del PSOE de Euskadi, UCD del País Vasco y Alianza Popular no se hicieron esperar en la mañana de ayer. Coincidían en el carácter positivo de la visita de los Reyes a Euskadi, una vez que han quedado ya superados los obstáculos sobre los temas de policía autónoma y conciertos económicos. «El Rey ha estado en todas las provincias de España», ha declarado Txiki Benegas, «y es lógico que algún día viniera aquí también. Esta visita era previsible tras los acuerdos en torno a los conciertos y la policía autónoma. Es el momento. Creo que no existe ningún riesgo para el Rey en esta visita». Para Florencia Arostegui, de AP del País Vasco, la visita de los Reyes es favorable «porque entendemos», afirma, «que la más alta magistratura del país debe conocer in situ el problema más delicado de España. Entendemos que esta visita ha de suponer para

todos un estímulo y apoyo para seguir luchando y defendiendo a nuestra tierra y a nuestra patria».

«Estoy seguro de que va a causar más de una sorpresa la reacción favorable del pueblo vasco a la visita de los Reyes», dijo Jesús María Viana, presidente de la UCD del País Vasco. «Como español y como vasco estoy agradecido de que el Rey esté en nuestra tierra. Una vez logrados los conciertos y la policía autónoma es ya hora de que el Rey venga al País Vasco».

Los representantes de los tres partidos citados (el PCE, que acabó de madrugada su IV Congreso, no se había pronunciado) se mostraban expectantes ante la posición que vaya a adoptar el PNV y el Gobierno vasco ante el viaje de los Reyes.

El Partido Nacionalista Vasco (PNV) y Gobierno vasco eran ayer foco de atención preferente. Se sabía que el anuncio precipitado del viaje de los Reyes había cogido por sorpresa a los dirigentes del PNV, que, sin embargo, preferían, cautelosos, estudiar el tema antes de pronunciarse tras la reunión que su máximo organismo celebrará mañana. «El PNV no es sólo un partido, sino que rige varias instituciones vascas por ello lo que digamos debe meditarse mucho. Eso sí, podemos adelantar que la postura del partido y de esas instituciones, incluido el Gobierno vasco, será conjunta, coordinada y responsable», dijo un portavoz del PNV.

También se producían ayer las primeras reacciones en contra. Euskadiko Ezkerra, a través de su comité ejecutivo, opinaba que la visita de los Reyes «no es oportuna, ya que quedan pendientes importantes reivindicaciones populares que impiden la normalización democrática del país; reivindicaciones tales como la salida de los presos, integración de Navarra y transferencias que completen el autogobierno real».

Herri Batasuna no había hecho aún pública su postura sobre el viaje de los Reyes en la tarde de ayer. Sin embargo, algunos de sus dirigentes, a título personal, adelantaban que el momento no es el adecuado.

 

< Volver