Autor: Etxarri, Tonia. 
 País Vasco. 
 El PSOE acusa al Gobierno autónomo de discriminar a los castellanohablantes     
 
 El País.    28/01/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

PAÍS VASCO

El PSOE acusa al Gobierno autónomo cíe discriminar a los castellanohablantes

TONIA ETXARRI, Vitoria

«La Administración Garaikoetxea está discriminando a los castellanohablantes», en opinión del secretario general del Partido Socialista de Euskadi, Txiki Benegas, quien anunció —en el curso de .una conferencia de Prensa celebrada ayer en Vitoria— que su grupo parlamentario mantendrá una actitud vigilante y de control en relación a las actuaciones del Gobierno autónomo. «El Gobierno vasco tiene que gobernar, no puede seguir eludiendo responsabilidades», dijo el líder socialista.

Después de criticar el incumplimiento del calendario legislativo previsto por el propio Gobierno vasco, ya que de las dieciséis leyes anunciadas para 1980 tan sólo se han aprobado dos en la cámara vasca, Txiki Benegas —junto a Ricardo García Damborenea y José Antonio Aguiriano— anunció la creación de un equipo de seguimiento del espíritu de la política económica del Gobierno vasco.

Controlar al ejecutivo autonómico en tres temas concretos —creacion de la policía autónoma, contratación del personal de administración y política económica— es uno de los objetivos inmediatos de los socialistas vascos.

Frente a la creación de la policía autónoma —cuyos requisitos dependerán de los acuerdos

emanados de la junta de seguridad—, los socialistas manifestaron su temor a que los miembros de la nueva policía desempeñen un papel de autoridad al servicio del partido mayoritario del Gobierno vasco. Todo depende de los requisitos necesarios para entrar a formar parte de la academia de formación, pero el Partido Socialista de Euskadi recordó ayer que una de las condiciones que se exigirán a los aspirantes es el conocimiento del éusquera. Ser personas de confianza y adictas a una determinada concepción nacional serán, en opinión de los socialistas, algunas de las normas exigidas. «Son condiciones discriminatorias, ya que la exigencia del conocimiento del éusquera excluye al 75% de la población vasca», señaló Ricardo García Damborenea, a la vez que denunciaba que más del 60% del personal contratado en la Administración autónoma pertenece al Partido Nacionalista Vasco.

Pocos proyectos

La ausencia de un plan de lucha contra el paro y la no previsión de un calendario de prioridades económicas para 1981 por parte del Gobierno vasco fueron dos temas valorados negativamente por los socialistas. «Antes el Gobierno vasco podía excusarse», dijeron, «en la falta de recursos económicos y la falta de competencias, pero ahora ya se han firmado los conciertos y el Gobierno tendría que estar ya elaborando un calendario de prioridades económicas para 1981».

La .crítica de la mayoría mecánica utilizada en las votaciones de la Cámara vasca y la actuación del Gobierno monocolor fueron también objeto de crítica por parte del Partido Socialista de Euskadi: «Si el PNV tiene veinticinco diputados, sólo cuenta con el 22 % del conjunto de la población vasca. Este porcentaje es insuficiente para intentar imponer un proyecto político», sentenció Benegas.

 

< Volver