Autor: Idoyaga, Juan Manuel (Periodista; Diario 16 (Bilbao)). 
 La visita la pactó Garaicoechea en los primeros días de diciembre. 
 El EBB saluda la presencia de Juan Carlos en el País Vasco     
 
 Diario 16.    30/01/1981.  Página: 13. Páginas: 1. Párrafos: 15. 

El EBB saluda la presencia de luán Carlos en el País Vasco

Mientras que los críticos del PNV anuncian que su postura ante la visita del Rey al Pais Vasco será sólo de «no presencia», el EBB, máximo organismo de los nacionalistas vascos, saluda la visita Real y reconoce la importancia de la figura de Juan Carlos en el inicio de la recuperación autonómica. La ¡risita fue pactada por el lendakari, Garaicoechea.

Bilbao:

Juan Manuel IDOYAGA,

Corresponsal

En una nota calificada de prudente y aséptica por la mayor parte de los políticos vascos, hecha pública en Pamplona, el Euskadi Buru Batzar (EBB), máximo organismo ejecutivo del PNV, ha decidido apoyar la próxima visita del Rey al País Vasco, destacando, sin embargo, que esta visita se realiza exclusivamente en un sector geográfico de Euskadi.

«El Euskadi Buru Batzar, del Partido Nacionalista Vasco, enterado de la proyectada visita del Rey Juan Carlos a la comunidad autónoma de Euskadi, haciendo realidad su deseo de trabar contacto con esta parte del territorio vasco, saluda su próxima presencia en el mismo —señala la nota.

Valora positivamente la oportunidad de un conocimiento más cabal de la realidad y de las aspiraciones vascas que esta visita puede proporcionar al Jefe del Estado.

Reconoce la importancia que la persona del Rey ha tenido en el proceso de democratización del Estado y en el inicio de la recuperación autonómica vasca.»

El escueto comunicado finaliza señalando que «considera, asimismo, que harían un flaco favor a la institución Real quienes parecen caer en la tentación de manipular esta visita en orden a acentuar la presencia de determinadas instituciones centrales en la comunidad autónoma, de capitalizarla en apoyo de una concreta estrategia de Gobierno o de partido».

Diferencias internas

La postura oficial del PNV ha sido adoptada después de un fuerte debate en el seno de las distintas instituciones del partido. La reacción de las bases nacionalistas al conocerse la noticia había sido de profunda disconformidad por un viaje que se consideraba precipitado. Los sectores críticos de carácter independentista formularon una valoración negativa de la visita, pidiendo el boicot al Rey de España.

Los primeros síntomas de disconformidad de los electos nacionalistas surgieron en los estamentos de base, Juntas Municipales y Juntas generales, que interpretaban la visita Real como prematura para un proceso autonómico incompleto aún. Algunos mandos nacionalistas, entre ellos el diputado general de Vizcaya, José María Macuá, se mostraron sorprendidos por la noticia a la que tuvieron acceso por la prensa.

Según algunas fuentes nacionalistas, el viaje había sido pactado por el lendakari y muy pocos miembros de su partido conocían el tema, a pesar de que los primeros movimientos para la visita Real en el mes de febrero se habían realizado desde los primeros dias del mes de diciembre.

Para aquellas fechas ya se había alquilado el hotel Costa Vasca, de San Sebastián, para el séquito de un personaje importante en los primeros días del mes de febrero.

De todas formas, todos los dirigentes nacionalistas se mostraron sorprendidos y no anticiparon su impresión hasta que el propio gobierno vasco y su lendakari no se pronunciaran al respecto.

El propio Arzalluz reunió el miércoles a los miembros de las Juntas Municipales para paralizar los movimientos contestatarios, «Tenemos que recibir al Rey sin ensalzarle excesivamente pero sin hacerle un feo» fue, según los participantes en la reunión, el resumen de las palabras del presidente del EBB.

Ahora el lacónico comunicado confirma esta idea de que los nacionalistas no se desbordarán en la visita Real, pero tampoco se opondrán a su presencia en el País Vasco.

«Hemos dado libertad a nuestros afiliados para que apoyen con su presencia los actos oficiales del Rey», han señalado fuentes del PNV.

 

< Volver