Autor: Irízar, Rafael. 
 Restablecido el suministro eléctrico. 
 Parece que el autor de la explosión de Tudela resultó muerto     
 
 ABC.    31/01/1981.  Página: 13. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Restablecido el suministro eléctrico

Parece que el autor de la explosión de Tudela resulto muerto

PAMPLONA (Rafael Irízar, corresponsal). Las explosiones de dos artefactos producidas entre las doce y las tres de la madrugada de la noche del jueves en la subestación transformadora de distribución de energía eléctrica de Tudela, perteneciente a la filial de Iberduero, Fuerzas Eléctricas de Navarra (FENSA), han provocado la interrupción de! suministro eléctrico durante toda la noche y parte de la mañana de ayer en la ciudad de Tudela y una amplia zona de la ribera navarra. Después de estallar el primer explosivo, en el lugar del atentado se localizó a una persona muerta, cuyo cadáver presentaba grandes destrozos y que según todos los indicios podía tratarse presumiblemente de la misma persona que había colocado el dispositivo explosivo en la estación.

Sobre las doce menos cuarto explosionó el primer artefacto en el edificio del cuadro de maniobra, control y protección de la estación transformadora, situado en la calle Fernández Portóles, Personados en el lugar del suceso miembros de la Policía Nacional, Bomberos y empleados de la compañía, y cuando se estaban comprobando los daños producidos por este primer atentado se encontró en el interior del edificio el cadáver de una persona que, según los empleados de FENSA, no pertenecía a la empresa. El cadáver, mutilado de sus extremidades, portaba un documento de identidad que resultó ser falso, estableciendo investigaciones posteriores se trataba de José Ricardo Barro y Perrera, de treinta y tres años de edad, con residencia en la localidad guipuzcoana de Pasajes y de profesión mecánico.

Después de una inspección ocular y mientras se estaba intentando reponer el fluido eléctrico para la ciudad, se apreció la existencia de otro artefacto dentro de una olla de cocina y debajo de uno de los transformadores de potencia. Ante el evidente peligro de que explotara también este artefacto, se suspendieron inmediatamente (os trabajos de reparación y se evacuó la zona, produciéndose esta segunda explosión sobre las tres y cuarto de la madrugada y sin que hubieran podido actuar los artificieros de la Policía, que en ese momento se estaban dirigiendo desdé Pamplona a Tudela.

Según han indicado los directivos de la entidad afectada, los daños materiales se pueden evaluar en unos siete millones de pesetas. Las poblaciones de Tudela, Murchante y Fontellas estuvieron sin luz durante once hoas, restableciéndose el fluido eléctrico a mediodía de ayer.

 

< Volver