Autor: García, Ulpiano. 
 Primer viaje de los Reyes al País Vasco. Abuchearon a los invitados, se manifestaron y cruzaron vehículos. 
 Los abertzales escribieron la crónica negra de la jornada     
 
 Diario 16.    04/02/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Abuchearon a los invitados, se manifestaron y cruzaron vehículos

Los abertzales escribieron la crónica negra de la jornada

Grupos abertzales protagonizaron incidentes en Vitoria y Bilbao, las dos primeras escalas del viaje real al País Vasco. Abuchearon a los invitados, se manifestaron, gritaron contra la Monarquía, pegaron y cruzaron coches y autobuses en las dos ciudades, lo que hizo que los Reyes tuvieran que modificar su itinerario.

Vitoria:

Ulpiano GARCÍA,

Corresponsal

La crónica «negra» de las seis horas de presencia de los Reyes en la capital alavesa fue protagonizada por Herri Batasuna, y fue su nota más sobresaliente una manifestación de 200 personas.

La manifestación se inició a la 1 de la tarde, en la plaza de la Virgen Blanca, situada en el centro de la ciudad. Estaba encabezada por tres concejales de HB del Ayuntamiento vitoriano,

y un parlamentario alavés de la Cámara vasca. Recorrieron, sin que aparecieran las FOP, unos 300 metros por el centro de la ciudad, abucheando a los invitados que se trasladaban al palacio de los Escoriaza Esquivel, donde iba a tener lugar el almuerzo oficial, además de lanzar consignas en favor de los presos, contra el Rey y la Policía.

Cuando aparecieron las Fuerzas de Orden Público no tuvieron que intervenir, ya que los manifestantes se disolvieron, si bien se lanzó alguna pelota. A partir de este momento se cruzaron algunos coches en la calzada y se formaron pequeños grupos que intentaron impedir que los invitados llegaran al lugar del almuerzo; por este motivo la comitiva real en lugar de atravesar el centro de la ciudad, la rodeó para llegar al mencionado palacio de los Escoriaza Esquivel.

Pintadas

Por otro lado, partidos de izquierda (HB, EMK, PTE y LKI) han colocado en las calles de la ciudad carteles contra el Rey y la Monarquía y en favor de los presos, además de haber efectuado pintadas en el mismo sentido, al igual que en otros puntos de la geografía vasca.

Además, la noche del lunes el grupo de tres concejales de HB presentaron al Pleno del Ayuntamiento de

Vitoria una moción de rechazo y boicot a la visita real, que fue desautorizada por los grupos mayoritarios, PNV, UCD y PSE-PSOE; grupos estos últimos que aprobaron otra moción en la que se manifestaba «el profundo respeto y afecto del pueblo de Vitoria ante la visita de los Reyes, a quienes damos nuestra más cordial bienvenida».

Como final de su presencia en la capital alavesa, los Reyes estuvieron durante cuarenta minutos con Marcelino Oreja, en su residencia de Los Olivos. Oreja Aguirre manifestó a DIARIO 16 que «únicamente hemos tenido un cambio de impresiones sobre temas generales».

A la salida, los Reyes saludaron a los dos centenares de personas que habían acudido a vitorearles, único momento en el que se rompió el protocolo.

 

< Volver