Autor: Muguerza, J. R.. 
   Continúa muy grave la joven herida en el atentado de Guernica     
 
 ABC.    04/11/1978.  Página: 10. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

CONTINUA MUY GRAVE LA JOVEN HERIDA EN EL ATENTADO DE GUERNICA

Lo operación de la Guardia Civil en el barrio de Mágica no dio resultados

positivos

Bilbao. (De nuestro corresponsal.) La joven Manuela Mosquera Carabia, herida en extrema gravedad en el atentado perpetrado en la noche del jueyes en el bar Azul, de Guernica, continuaba ayer el curso pos-operatorio en la Ciudad Sanitaria de Cruces. Según el último parte médico, tiene las constantes vitales, aunque persiste la gravedad.

Manuela Mosquera, de veintiún años, es natural de Sevilla y está domiciliada en Guernica, a pocos metras del lugar del atentado.

Ni don Bonifacio Idoyaba, propietario del bar Azul, de Guernica, el cual se encontraba de espaldas a la barra haciendo una quiniela en el momento de los hechos, ni los seis clientes que estaban en el interior dea establecimiento, pudieron cerciorarse del medio y dirección tomado por los dos individuos encapuchados que, a última hora de la noche del jueves, mataron a todos de pistola a un joven vecino de Amorebieta y causaron heridas de gravedad a su novia, domiciliada en Guernica. localidad donde se registró el atentado.

DISPAROS.—Hacia las once menos cuarto de la noche de ayer, dos jóvenes armados con pistolas y el rostro cubierto con capuchas, irrumpieron en el bar Azul, sito en la calle Señorío de Vizcaya, en Guernica. Uno de los individuos, al parecer joven, se adentró en el local y, a unos cuatro metros, efectuó varios disparos contra una pareja de jóvenes que se encontraban sentados en unos taburetes junto a la barra.

Como consecuencia de los disparos, resultó muerto en el acto Juan Cruz Hurtado Fernández, natural de Villado (Vizcaya), de veinticinco años de edad, soltero y con domicilio en la calle General Mola, de Amorebieta.

Por su parte, la joven Manuela Mosquera Carabia, natural de Sevilla, de veintiún años de edad, soltera y con domicilio en la calle Señorío de Vizcaya, en Guernica, sufrió heridas de bala en el pecho, por lo que tuvo que ser trasladada a la Ciudad Sanitaria de la Seguridad Social, en donde se encuentra internada, como decíamos, de extrema gravedad. Junto al cuerpo del fallecido fueron recogidos siete casquillos de 9 mm. Parabellum. Dos horas después del atentado, contingentes de la Guardia Civil cercaron algunas casas del barrio de Múgica, donde se pensaba hubieran podido esconderse los autores. No obstante, según hemos podido saber, la operación tuvo resultado negativo.

Al parecer, el joven asesinado estaba considerado en Amorebieta, donde vivía, como relacionado con grupos de extrema derecha.—J. R. MUGUERZA.

 

< Volver