Con el asesinato del segundo jefe de Marina de Bilbao. 
 Allul: Más incógnitas en el transporte de armas     
 
 Diario 16.    06/10/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

"Allul": Más incógnitas en el transporte de armas

BILBAO, 6 (D16). _ La muerte del juez de Instrucción del caso "Allul", en un atentado reivindicado por ETA; el comentario de un funcionario de la Delegación de Hacienda sobre el capitán del barco y la falta de aportación de pruebas por parte de Barreiros Hermanos Internacional, ha vuelto a oscurecer la realidad del fin último de los dos mil ochocientos treinta rifles de repetición Armalite que llevaba en sus bodegas.

Contrabando.

Una revista española recoge en su número de esta semana unas declaraciones del capitán y la tripulación del "Allul", en las que ésta dice textualmente que "ellos no querían ser considerados

como contrabandistas de armas. Además de que te pueden meter un bombazo por ahí en África, que usted no sabe cómo están las cosas por aquella parte".

Sin embargo, un Joven bil-baino que tenía un asunti-llo con Hacienda, por haber querido pasar una máquina fotográfica de contrabando, escuchó en la Delegación de este Ministerio en Bilbao: "Este sí que tiene antecedentes de contrabando", mientras se le enseñaba un amplio dossier con el nombre de Luis Almudévar, capitán del "Allul".

Barreiros Hermanos Internacional y la naviera García Miñaur, desde el primer día del escándalo, han estado dando largas a la clarificación de los hechos. Y cuando han abierto la boca, después de múltiples

revisiones a sus oficinas de Madrid o Bilbao, se han limitado a decir que se trataba de un error.

Un error con todos los papeles en regla, sin un container en Zeebrugge que sustituyese al embarcado, con la perplejidad de la Fabrique Nationale d´Armes de Guerre de Herstal (Bélgica) y con un sinfín de "equívocos" detalles en todo el proceso.

¿A quién iban dirigidas esas armas? En un principio se especuló en Bilbao que tuviesen como punto de llegada alguna organización de extrema derecha. No en balde se trata de una empresa de Barreiros. Pero los últimos detalles incorporados al caso, Junto con el estilo de armas de que se trataba, dejan vía libre a la especulación.

 

< Volver