El Partido Socialista de Euskadi, contra el pacto de la Corona     
 
 Informaciones.    26/06/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

EL PARTIDO SOCIALISTA DE EUSKADI, CONTRA EL PACTO DE LA CORONA

SAN SEBASTIAN, 26 (EFE).

El, Partido Socialista de Euskadi (P.S.O.E.) rechaza totalmente el «pacto de la Corona», sostenido por el P.N.V., por considerar que responde a una concepción absolutista y medieval de la Monarquía, propia de la época en que la soberanía del Estado residía en el Monarca.

Sobre este tema, el secretario general del P.S.E., Txiki Benegas, declaró a Efe que "hoy la soberanía está en el pueblo y en el Parlamento, y la Corona no tiene soberanía para pactar con ningún pueblo del Estado. Si se habla de pacto, éste se producirá en el seno del propio Parlamento, y será un pacto de todos los pueblos de España".

Txiki Benegas expuso también la posición de su partido en cuanto al tratamiento que se da en el proyecto constitucional a los derechos ferales, y dijo que en la enmienda aprobada se abre la vía a la posibilidad de recuperar los conciertos económicos, debidamente actualizados, para Guipúzcoa y Vizcaya.

Benegas adelantó que el comité ejecutivo del Partido Socialista de Euskadi ha decidido apoyar la Constitución y dar su voto afirmativo en el referéndum, aunque la decisión definitiva a este respecto la debe adoptar el comité nacional.

El secretario general del P.S. E. resumió las razones de este voto afirmativo diciendo que se ha conseguido una Constitución aceptable, en líneas generales, en cuanto a libertades públicas, derechos del hombre y cons titucionalización de las instituciones democráticas. "Se reconoce en la misma —añadió— el carácter plurinacional y plurirregional del Estado y se estructura éste en comunidades autónomas con posibilidades de conseguir niveles importantes de autogobierno."

FUTURO OPTIMISTA

En opinión de Txiki Benegas, la Constitución "abre un futuro de esperanza y optimismo para el País Vasco", porque el capítulo de autonomías se ha mejorado sustancialmente a través de la negociación y puede permitir a Euskadi un verdadero autogobierno.

Entre las mejoras que se han introducido en el texto primitivo figura la que hace referencia al "orden público". El texto aprobado es producto de una de las negociaciones más difíciles y establece que las comunidades autonómicas podrán crear sus propios Cuerpos de Policía en el marco de una ley orgánica.

El secretario general del P.S.E. subrayó a Efe que de esta forma "se han abierto todas las posibilidades para una Policía autónoma, que habrá de ser negociada en el propio Estatuto de autonomía".

 

< Volver