Tras los graves sucesos de Basuri. 
 Veinticinco policías expedientados ingresan en un castillo militar de Burgos     
 
 ABC.    18/10/1978.  Página: 15. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

TRAS LOS GRAVES SUCESOS DE BASAURI

VEINTICINCO POLICÍAS EXPEDIENTADOS INGRESAN EN UN CASTILLO MILITAR DE BURGOS

El traslado forzoso del País Vasco ha afectado a más de cuatrocientos miembros de la Policía Armada

Madrid. (De nuestra Redacción y agencias.) La medida sobre el traslado forzoso y urgente de policías armadas del País Vasco, dictada por la D. G. S. a raíz de los gravísimos incidentes registrados el pasado sábado en el acuartelamiento de Basauri, ha afectado hasta el momento a más de cuatrocientos miembros de este Cuerpo, serón informaron ayer fuentes del Ministerio del Interior consultadas por ABC. Todos ellos son casados y llevan más de un año de servicio en Bilbao.

De otra parte, son veinticinco los policias armadas sometidos a expediente disciplinario. Aunque algunas fuentes que recogía la agencia Efe daban la cifra de cincuenta expedientados, un portavoz del Ministerio del Interior confirmó a este periódico Que hasta el momento se habla Incoado sólo veinticinco expedientes: trece por alteración del orden y doce por abandona de servicio. -Las fuentes consultadas no descartaron, sin embargo, que aumente en los próximos días el número de sancionados. «Pero en cualquier caso —afirmaron— los posibles nuevos expedientes no superarán la media docena.»

Lo que sí parece obvio es que las autoridades gubernativas tienen el proposito de mantener una actitud muy enérgica contra los responsables de actos de insubordinación como los producidos el sábado. Los veinticinco arrestados fueron trasladados ayer ya a los acuartelamientos militares del Castillo de Val, a catorce kilómetros de Burgos, donde han quedado recluidos.

Respecto a su situación las citadas fuentes del Interior señalaron que no han pasado todavía a la jurisdicción militar. Al parecer, los expedientes serán sustanciados por jueces de la Policía Armada nombrados al efecto y sólo si existen indicios de culpabilidad pasarán a la Jurisdicción militar propiamente dicha.

TIMÓN DE LARA, NO HA SIDO CESADO.—Respecto a los numerosos policías que han- sido objeto de traslado, el Ministerio ida Interior ha puesto de relieve que "no se trata de una medida de castigo, sino de atender a una situación especifica que se ha planteado en el País Vasco».

Según estiman las citadas fuentes, las autoridades competentes oirán a aquellos policías que deseen quedarse en su destino, y si su [petición es razonada se atenderá a la misma. «Hay que tener en cuenta—manifestó el portavoz del Interior— que quizá, hay policías que no quieren salir de esta región por las razones que sean, y a esto hay que atender también, siempre que la petición sea justa, a, juicio de las autoridades correspondientes.»

Las mismas fuentes del citado Departamento desmintieron ayer la "noticia difundida´ por un periódico catalán, según la cual habría sido cesado el general Inspector de la Policía Armada, Timón de Lara. EL máximo responsable del Cuerpo se encontraba ayer presidiendo una reunión para resolver el concurso de peticiones a mandos policiales.

NUEVO PLAN ANTTIERRORISTA.— Junto a las medidas de traslados y expedientes también han comenzado a ponerse en práctica las rigurosas Instrucciones de autoprotección dictadas ya hace algún tiempo. En este sentido las mencionada fuentes del Ministerio del Interior opinaron que «quizá hasta ahora no se habían cumplido con escrupulosidad y por eso se han producido los últimos asesinatos».

Por otro lado, los policias que sustituyen a los trasladados han comenzado la instrucción que en días alternativos les imparten sus superiores, para adaptarse a la estrategia antiterrorista en el País Vasco.

Este estrategia parece que sufrirá un replanteamiento en los próximos días. Expertos del Ministerio del Interior trabajan Intensamente en la creación de un -nuevo plan de acción, «sin necesidad de adoptar medidas excepcionales», según se ha subrayado. El plan se llevará a cabo exclusivamente a nivel policial, con hombres y métodos especializados en la lucha contra el terrorismo.

 

< Volver