¡Viva el Rey!     
 
 ABC.    05/02/1981.  Página: 1. Páginas: 1. Párrafos: 2. 

A B C

MADRID, JUEVES 5 DE FEBRERO DE 1981

¡VIVA EL REY!

Su Majestad el Rey supo ayer poner fin, con una insuperable lección de serenidad y gallardía, al lamentable incidente que se desarrolló en la Casa de Juntas de Guermica. La deleznable actitud de quienes lo provocaron ya se había hecho notar cuando, al entrar los Reyes en la sala en medio de los aplausos de la mayoría, los representantes de Herri Batasuna y algunos de Euzkadíko Ezkerra permanecieron sentados, lo que no se puede interpretar, cuando menos, sino como una falta de consideración hacia el Jefe del Estado y una simple y liana grosería para con Doña Sofía. Tras las

palabras, en vasco y castellano, del diputado general de Vizcaya, del presidente del Parlamento vasco y de! «lendakari» Garaicoechea, y cuando Don Juan Carlos iniciaba su discurso, los «abertzales» le interrumpieron entonando puño en alto un himno separatista, que la mayoría de los presentes intentó acallar con aplausos y gritos de «¡Viva el Rey!» y «¡Viva Español». Expulsados del hemiciclo, en medio de un sonoro abucheo, por los propios servicios de seguridad vascos, una larga y cálida ovación subrayó estas palabras, con las que Don Juan Carlos inició su discurso:

«Frente a quienes practican la intolerancia, desprecian la convivencia, no respetan las instituciones ni las normas elementales de una ordenada libertad de expresión, yo quiero proclamar, una vez más, mi fe en la democracia y mi confianza en el pueblo vasco»

 

< Volver