Visita oficial de los Reyes al País Vasco. 
 El Rey presenció una exhibición de deportes vascos     
 
 ABC.    05/02/1981.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

El Rey presenció una exhibición de deportes vascos

BILBAO. Finalizado el acto en la Casa de Juntas de Guernica, los Reyes de España firmaron en el Libro de Oro de la Corporación, y seguidamente, en compañía de las autoridades del Parlamento y Gobierno vascos, escucharon, ya en la calle, la interpretación del himno «Gernikako arbola».

Al abandonar la Casa de Juntas fueron despedidos con afecto por las personas que sé encontraban en las inmediaciones. Seguidamente, desde Guernica, se trasladaron al caserío «Mendi-Goika», en e! municipio de Achondo (Vizcaya).

En el caserío, los Reyes presenciaron una exhibición de deporte rural, consistente en levantamiento de piedras y corte de troncos.

Ya en el interior del caserío «MendiGoika», les fue ofrecido a los Reyes y acompañantes el mismo menú que tomó en aquel lugar el Rey Alfonso XIII (abuelo de Don Juan Carlos) en 1920 El menú servido consistía en canapés de salmón, jamón de Jabugo, caviar, chorizo del país, morcillas de Arratia, consomé de tortuga, lubina de Arminza, faisán de Mandoya y tostadas.

EN EL SANTUARIO DE LOYOLA

A las 17,55 Sus Majestades los Reyes llegaron al santuario de Loyola, en Azpertia (Guipúzcoa). Numerosas personas, con banderas españolas, habían aguardado cerca de una hora antes, a pesar de ta intensa lluvia, en las escalinatas del santuario.

El obispo de la diócesis de San Sebastián, monseñor Setién; el superior de la basílica, Jesús Badinabeitia, y la comunidad jesuíta dieron la bienvenida a los Reyes en la entrada de la basílica.

El obispo de San Sebastián se derigió a los Reyes para manifestar su agradecimiento por haber elegido el santuario de Loyola como primera visita durante su estancia en el País Vasco.

Se refirió más adelante a la necesidad de justicia y solidaridad entre los hombres y a ios ideales de paz y unidad.

Los Reyes se desplazaron luego al palacio de Insausti, en Azcoitia, para presidir un acto cultural en el que estuvieron presentes numerosos intelectuales vascos.

Más tarde, los Reyes partieron hacia San Sebastián. Una vez allí se alojaron en La Cumbre, antigua residencia propiedad del Gobierno Civil de Guipúzcoa.

Por la noche se celebró una cena en honor de ios Reyes, ofrecida por la Diputación Foral de Guipúzcoa.

 

< Volver