Autor: Unzueta, Patxo. 
 Hoy se cumple el plazo dado por ETA para liberar al ingeniero secuestrado. 
 10.000 personas se manifiestan en Bilbao para pedir la libertad de José María Ryan     
 
 El País.    06/02/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Hoy se cumple el plazo dado por ETAm par^.. al ingeniero secuestrado

10.000 personas se manifiestan en Bilbao para pedir la libertad de José María Ryan

PATXO UNZUETA, Bilbao

Veinticuatro horas antes de que finalizase el plazo dado por ETA Militar para el cumplimiento de las condiciones de que hace depender la suerte del ingeniero de la central nuclear de Lemóniz, José María Ryan, secuestrado hace una semana, unas 10.000 personas se manifestaron ayer en Bilbao pidiendo su liberación. ETA Militar, en un comunicado difundido ayer, advertía nuevamente que, de no cumplirse sus condiciones —demolición de las obras de Lemóniz— «declinaremos toda responsabilidad sobre la suerte que pueda correr el arrestado». Mientras tanto, los obispos de Bilbao se sumaban, mediante un llamamiento público, a las diversas entidades que en los últimos días han pedido la liberación de Ryan, entre ellas la organización Amnistía Internacional.

La manifestación iba encabezada por la esposa del ingeniero secuestrado, acompañada por dos de sus cinco hijos, y representantes de las centrales y partidos convocantes: CC OO, UGT, ELA-STV, USO, PNV, PSOE y PC. Nicolás Redondo, Txiki Benegas, Tomás Tueros, Roberto Lertxundi, Josu Sagastagoitiay Ramón Jáuregui figuraban inmediatamente detrás de la única pancarta exhibida y cuyo escueto texto decía: «José Mari askatu» (Libertad a José Mari).

La manifestación, sin duda la mayor registrada en Bilbao en mucho tiempo, transcurrió silenciosamente.

Sólo en algunos momentos en que un pequeño grupo trató, de provocar a los manifestantes con gritos como «Vendidos a Iberduero», estos respondieron con la misma consigna escrita en la pancarta. Pese a la oposición del servicio de orden, que rogó a la policía que no interviniera, las FOP realizaron algunas cargas para dispersar al pequeño grupo que trataba de provocar a la cabeza de la manifestación, a la que precedía en unos cincuenta metros. De todas formas, la mayor parte de la manifestación transcurrió sin incidentes.

Un grupo de militantes antinucleares portando carteles con consignas contrarias a Lemóniz se situó en el puente del Arenal al paso de los manifestantes.

En su nuevo comunicado, ETAm acusa a la empresa Iberduero y al Gobierno español de haberse «inhibido completamente del asunto, evidenciando un desprecio absoluto hacia la vida de una persona que en última instancia depende de las decisiones que adopten al respecto». Esta inhibición la ve ETAm en el hecho de que, «transcurridos cinco días desde la publicación de nuestras condiciones, ni Iberduero ni el Gobierno español se han dignado abrir la boca o se han.atrevido a afrontar de cara y en profundidad ante el pueblo vasco el problema de fondo que encierra nuestra acción».

Telegrama de Chillida

Entre los pronunciamientos dí instituciones, fuerzas políticas j sindicales, colegios profesionales asociaciones diversas y personalidades particulares registradas er las últimas horas destaca el telegrama remitido por el escultoi Eduardo Chillida, activo militante antinuclear y autor del grabadc que desde hace años sirve de emblema a la mayoría de los colectivos antinucleares de Euskadi, en e que, tras manifestar su «repulsa por esta forma de lucha», pide «desde mi conocida postura antinuclear, una definición clave sobre el secuestro a quienes tiener en este tema una posición similar í la mía».

En un largo y matizado escrito difundido ayer, la Comisión de Defensa de una Costa Vasca No Nuclear (CDCVNN), organismo en torno al cual viene articulándose desde hace ocho años el movimiento antinuclear en Euskadi, se realiza un «llamamiento urgente a Iberduero, SA, y a ETAm para que eviten a toda costa un trágico desenlace».

Dicho llamamiento no impide a la CDCVNN condenar la hipocresla que cree percibir en quienes «hoy levantan la voz y callaroi ante otros atentados a los derecho humanos, y en particular ante 1 continuidad del propio proyecto d nuclearización de Euskadi contr la opinión repetidamente expresa da por amplios sectores popula res».

 

< Volver