Comunismo y democracia     
 
 Informaciones.    27/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

INFORMACIONES

Comunismo y democracia

DESPUÉS de una derrota a mano armada y de largos años de destierro o clandestinidad, el Partido Co

munista de España vuelve a entrar en la lucha política y en la contienda electoral por la puerta legal que

ha abierto la democracia. Esta es la grandeza y esta es la servidumbre de las democracias clásicas.

La propaganda del P.C.E. en estas elecciones ha sido planeada y empieza a realizarse, inteligentemente

sla duda, no ya bajo el signo de la aceptación de la democracia, sino bajo el lema de la mesura, la

moderación y el respeto para todas las ideología». Las viejas banderas de la sovietizacíón y la agresividad

revolucionaria han sido arrumbadas. Las viejas consignas de lucha violenta y las arengas a la subversión

del pueblo armada de palos y hoces, también. El comunismo aparece ahora en los textos publicitarios

como sinónimo de seguridad, de democracia, de libertad, de pluralidad. Se puede pensar que el

comunismo se esfuerza por presentarse ante nosotros pidiendo un puesto en la familia de ideologías

humanistas y cristianas.

Creemos que este hecho, al cual debemos calificar, por lo menos, de sorprendente, merece dos reflexiones

de urgencia.

Una, que el Partido Comunista de España ha comprendido que el pueblo español, hoy, inclina sn ánimo

hacia esos conceptos: seguridad, democracia, respeto, moderación. Ya no existe en nuestro país una

clientela política ignorante, hambrienta, exasperada, dispuesta a alistarse detrás de una bandera, no ya de

violencia, sino ni siquiera de radicalizaron y de extremismo. Si se aspira a representar a un sector de

ciudadanos que sea algo más que unas exiguas minorías, hay que usar nuevos y diferentes lenguajes y

estímulos, porque nuevos y diferentes son los destinatarios de la propaganda política.

Y la otra, que nadie debe confundir la cambiante, inteligente y premeditada estrategia política con el ob

jetivo final a plazo mas o menos largo. En los países auténticamente democráticos podemos aprender la

estrategia comunista desde la oposición. En los países donde el comunismo ha triunfado, podemos

aprender el sistema comunista desde el Poder.

Las frases publicitarias que el Partido Comunista de España escribe hoy en sus carteles y pasquines,

inserta en los anuncios de los periódicos, incluidos, naturalmente, aquellos que discrepan de su ideología,

y pone ea la boca de sus más calificados y autorizados líderes, resultarían subversivas y condenadas a las

penas reservadas para la «traición al pueblo» en cualquiera de los países del Este. Mejor dicho, más que

subversivas, resultan inconcebibles. No encontrarían modo ni lugar para ser expresadas.

 

< Volver