Iberduero suspende temporalmente la actividad en la central de Lemóniz     
 
 ABC.    10/02/1981.  Página: 12. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Lelzaola y el alcalde de San Sebastián, entra los heridos en la manifestación

Cuando la marcha llegó al puente de Santa Catalina, ante posibles incidentes, el servicio de orden se colocó a la cabeza de la manifestación. En el puente de la Zurrióla, los contramanifestantes, al otro lado del puente, comenzaron a lanzar piedras y otros objetos contundentes, mientras proferían gritos de «vendidos», «traidores» y «gpra ETA militar».

En ese momento los integrantes del servicio de orden y otros manifestantes cruzaron a la carrera el puente y se les enfrentaron, haciéndoles retroceder hasta el Paseo Nuevo. Allí los contramanifestantes atacaron de nuevo con piedras, baldosas de las aceras, registros de alcantarillas e hierros, mientras la marcha del gran grupo quedaba paralizada y sus integrantes se cubrían en farolas y árboles y respondían también con piedras. En ese momento se produjeron la mayoría de los heridos, más de cincuenta.

Entre el medio centenar de heridos, mayoría por contusiones, atendidos en centros sanitarios de San Sebastián, destacan Jesús María de Leizaola, el alcalde de la ciudad, el senador del PNV señor Iriarte, con dos puntos de sutura en una mano; el diputado socialista Corcuera y un joven militante del PNV, que fue intervenido quirúrgicamente, y al que posiblemente le sea extirpado un testí culo como consecuencia de una pedrada.

En cuanto al señor Leizaola, que fue presidente del llamado Gobierno vasco en e! exilio y pertenece al PNV, de ochenta y dos años de edad, sufrió rotura de clavícula y otras heridas en la cara a consecuencia de las pedradas recibidas. Su estado fue calificado de grave, más que nada por el tiempo que tardará en curar.

Tras varios minutos de detención, se reanudó la marcha, aunque continuaron los gritos y lanzamientos de piedras. Hacia las seis de la tarde, la cabeza de la marcha llegó al bulevar, mientras que los últimos participantes lo hacían a las siete y media, allí lanzaron gritos hacia tos contramanifestantes como «Policía para qué, si tenemos a HB»,

«vosotros, fascistas, sois los terroristas», y varios contramanifestantes lanzaron «cocteles Molotov», sin que hubiera más heridos; poco después la manifestación se disolvió.

 

< Volver