Llevaba cinco días en coma profundo. 
 El senador Julio Jáuregui falleció ayer en Madrid     
 
 ABC.    11/02/1981.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

MIÉRCOLES H-2-81

NACIONAL

Llevaba cinco días en coma profundo

El senador Julio Jáuregui falleció ayer en Madrid

MADRID. E! senador del PNV por Vizcaya Julio Jáuregui, que se encontraba gravemente desde hace varios días, falleció ayer, a las siete de la mañana, en la clínica de la Cruz Roja, donde se encontraba internado desde el pasado día 2 de febrero. El doctor que le ha atendido ha manifestado a Europa Press que Julio Jáuregui ingresó con un accidente vascular oclusivo en el hemisferio izquierdo, que, después de cinco días en coma profundo ha motivado su muerte.

En el momento de su fallecimiento se encontraban junto al senador el equipo médico que le ha atendido. Poco tiempo después, llegaron a la clínica de la Cruz Roja la esposa del senador y dos hijos.

La reunión que tenía previsto celebrar ayer la Mesa del Senado quedó suspendida.

Los restos mortales de Julio Jáuregui serán inhumados en Oyarzun (Guipúzcoa) y mañana, jueves, se celebrarán los funerales oficiales en Bilbao.

CECILIO VALVERDE: «UN CABALLERO EXCEPCIONAL»

MADRID. «Estoy impresionado y abrumado por el fallecimiento del senador Jáuregui porque, aun cuando la noticia era esperada, ya que a mí mismo el doctor que le atendía me anticipó que el pronóstico era muy sombrío. El hecho de esperarlo no le quita ningún grado al dolor que me produce.»

«Se trataba —añadió— de un caballero excepcional que me había honrado con su amistad y que deja un recuerdo realmente perdurable en la memoria de los que con él hemos compartido las tareas de la Cámara en la legislatura.»

«Esta opinión —siguió— es compartida por todos los miembros de la Cámara, ya que todas sus intervenciones en los plenos merecieron el aplauso unánime de los senadores, porque en eilas supo poner siempre el acento en la exaltación de valores tan entrañables como la unidad de España y su adhesión a la Corona en la persona de Su Majestad el Rey Don Juan Carlos, sin renunciar en modo alguno a su condición de vasco genuino, aunque, como él siempre defendió, por ello español como el primero.»

 

< Volver